Los grupos de les Corts firman un pacto contra la pobreza y comprometen el 0,7% del presupuesto a Ayuda al Desarrollo

VALENCIA, 05 (EUROPA PRESS)

Todos los grupos políticos de les Corts; PPCV, PSPV, Compromís y EUPV; suscribieron hoy el Pacto Valenciano contra la Pobreza que establece, entre otras medidas, destinar el 0,7 por ciento del presupuesto autonómico consolidado a Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD).

Representantes de todos los partidos autonómicos participaron en la firma del acuerdo, que se celebró hoy en el Paraninfo de la Universitat de València, junto a la presidenta de la Coordinadora Valenciana de ONG de Desarrollo (Cvongd) y de la plataforma 'Pobreza Cero', Gloria Bigné.

Ante la persistencia de las desigualdades, la primacía de un modelo de desarrollo insostenible y los informes que manifiestan "que los Objetivos del Milenio corren el serio peligro de ser incumplidos", todos los grupos políticos con representación en les Corts han consensuado un pacto autonómico cuyo objetivo es "erradicar la pobreza y la exclusión desde el ámbito local hasta el internacional".

La iniciativa, impulsada por las 145 entidades agrupadas en la Cvongd el pasado 25 de febrero, se concretó hoy en un texto que dispone trece orientaciones políticas, once medidas de gestión y diversas recomendaciones para promover políticas de comercio justo, de lucha contra el cambio climático, de integración de los inmigrantes o de fomento de la economía social.

Durante la firma del acuerdo, la secretaria de Movimientos Sociales del PSPV, Clara Tirado, y el vicesecretario primero en les Corts, el 'popular' Antonio Clemente, valoraron las políticas del Gobierno central y de la Generalitat, respectivamente, en materia de cooperación, mientras que la portavoz del Grupo de no Adscritos, Glòria Marcos, lamentó que el pasado año "sólo" se destinó al desarrollo el 0,43 por ciento del presupuesto autonómico.

El convenio señala como primera medida de gestión elevar la cifra de ayuda oficial al desarrollo al 0,7 por ciento, así como destinar el 30 por ciento de esta cantidad a los países menos adelantados, orientar las prioridades sectoriales hacia servicios sociales básicos o garantizar el seguimiento y evaluación de todos los proyectos. Para ello, miembros de todas las entidades firmantes integrarán una comisión para "comprobar el cumplimiento de lo acordado" y para asegurar "la transparencia de todas las inversiones y concesiones".

En este sentido, Marcos destacó el trabajo de la comisión de seguimiento "para que el pacto no se quede sólo en el papel sino que se garantice su cumplimiento".

Desde la plataforma 'Pobreza Cero', el convenio supone "el compromiso de que la política autonómica de cooperación internacional sea sostenible y de calidad, independientemente, de quien gobierne" y refleja la "exigencia ética, política y jurídica de implicarnos en la erradicación de la pobreza" . Al respecto, recordaron que la crisis ha agravado la situación de los más desfavorecidos ya que desde que comenzó la recesión se ha incrementado en 108 millones el número de personas que pasa hambre, hasta alcanzar los 1.000 millones de personas.

Con este Pacto Valenciano contra la Pobreza, la Comunitat se convierte en la quinta autonomía en adoptar un acuerdo para reducir los niveles de pobreza por detrás de La Rioja, Baleares, Cantabria y Navarra.

Por su parte, el 19 de diciembre de 2007 todos los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados firmaron un Pacto de Estado contra la Pobreza para poner de relieve "la voluntad nacional de acabar con la miseria en el mundo y reafirmar los Objetivos de Desarrollo del Milenio como meta a medio plazo".

CINCO ÁREAS DE ACTUACIÓN POLÍTICA

El documento apuesta por favorecer campañas de promoción y sensibilización ciudadana en las áreas de consumo responsable, economía social, finanzas éticas, inmigración y cambio climático.

Estos cinco ámbitos de actuación pretenden extender el uso de productos de comercio justo, respaldar la creación de cooperativas y sociedades laborales e impulsar las iniciativas de "banca ética" y de integración de los inmigrantes. Las estrategias para combatir el cambio climático "deberán como mínimo ejecutar planes estructurales municipales y campañas para reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2)". El Pacto Valenciano contra la Pobreza incluye asimismo un apartado dedicado a la deuda económica que las poblaciones más desfavorecidas mantienen con los países de Occidente y, en este sentido, el Gobierno valenciano se compromete a apoyar la cancelación de la deuda externa "para evitar el aumento del empobrecimiento".