Medio millón de Gallegos afronta la crisis económica bajo el umbral de la pobreza y 100.000 en situación severa

Cáritas realizará mañana un acto en Santiago en el que reclamará el aumento hasta los 6 meses por año de la prestación por desempleo

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 8 (EUROPA PRESS)

Casi medio millón de gallegos afronta la situación de crisis bajo el umbral de la pobreza, esto es, ingresando menos de la mitad de la renta media en España, y 100.000 perciben menos del 25 por ciento, lo que los coloca en una situación de pobreza severa.

Así lo explicó hoy la directora de Cáritas Santiago, Amelia Pereira, quien apuntó además que en el caso de Compostela, son 25.000 las personas que viven en el umbral de la pobreza y 4.500 en situación severa.

Con estas cifras, casi el 18 por ciento de los gallegos afrontan la actual situación de crisis con ingresos inferiores a la mitad de la media, mientras que en Santiago, una cuarta parte de la población está en esta situación.

Además, en lo relativo a la pobreza severa, en riesgo de entrar en situaciones de exclusión, afecta a más del 3 por ciento de los gallegos y a más del 4 por ciento de los compostelanos, algo que, según explicó el responsable de Empleo e Inmigración de Cáritas, Miguel Fernández, ha aumentado en los últimos tiempos a causa de la crisis.

"Es un problema tremendamente angustioso", explicó Amelia Pereira, quien informó de que "día a día" las personas que piden ayudas en Cáritas "van aumentando". "Piden para todo, para pagar el piso, para que no le corten el agua o la luz, y por supuesto para comer", señaló.

En este sentido, esta institución atendió en Santiago durante 2008 a 601 nuevas personas, y consiguió en ese ejercicio un total de 350 ofertas de empleo directas para luchar contra las situaciones de pobreza.

PARO

Miguel Fernández alertó de que en Santiago están actualmente en paro unas 6.500 personas, lo que supone "dos mil personas más que el año pasado". "Santiago siempre se mantuvo sobre los 5.000 parados, era una cifra casi fija, pero el año pasado repuntó", sentenció.

En Galicia, recordó, la cifra de parados sobrepasa las 165.000 personas, de las que más de 35.000 no reciben ningún tipo de ingreso o prestación. En la comarca compostelana, la cifra de parados se sitúa en 17.000 personas, una realidad "cada vez más preocupante".

En este sentido, alertó del riesgo creciente de exclusión social de personas en situaciones críticas. "A veces se habla con ligereza de la exclusión social", criticó Fernández, quien aseguró que se tienen que dar condiciones como la pérdida de ingresos, el riesgo de perder la vivienda, la entrada en dinámicas de dependencia y problemas complementarios durante periodos prolongados para llegar a esta situación, "de la que después es complicado salir".

JORNADA DE SOLIDARIDAD

Para concienciar a la población y hacer una reflexión colectiva, Cáritas Santiago convocó para mañana a las 19.00 horas, en la compostelana Praza do Toural, la XVI Jornada de Solidaridad con los Parados que se celebrará bajo el lema 'La solidaridad como única salida frente a la crisis'.

En el marco de esta jornada, Cáritas presentará el documento 'Alternativas y propuestas contra el desempleo generador de exclusión social en un contexto de grave crisis económica', en el que recoge indicaciones concretas dirigidas a entidades sociales y Administración pública para afrontar la situación económica actual.

Así, entre las indicaciones propuestas por Cáritas está la ampliación del periodo de prestación por desempleo hasta los seis meses por año trabajado y hasta un máximo de 36 meses, así como complementos que garanticen los ingresos medios suficientes para las familias y la extensión de la Renta de Inserción de Galicia a "todos los casos en los que sea necesario".

Además, solicitan poner en marcha políticas que generen empleo y en las que se garantice el "acceso prioritario" a estos puestos de las personas en "especial situación de vulnerabilidad", así como mejorar y especializar los Servicios Públicos de Empleo, vincular las acciones formativas a la creación de empleo y que las subvenciones y bonificaciones que se concedan a las empresas estén unidas a la creación de puestos de trabajo estables.

En la misma línea, pidieron el aumento del presupuesto de las actuaciones de promoción pública en el desarrollo de proyectos basados en iniciativas de autoempleo, cooperativas y empresas de inserción y el "desarrollo efectivo" de la Ley de Dependencia en cuanto a prestaciones y en lo relativo a la posibilidad de generar puestos de trabajo.

PLAN DE INCLUSIÓN

Entre las reivindicaciones de Cáritas está además el incremento presupuestario para este y el próximo año del II Plan de Inclusión de Galicia, la reforma y mejora del decreto que regula a las Empresas de Inserción gallegas, la reforma de la Ley de Medidas Básicas de Inclusión Social de Galicia, y el aumento hasta el 1 por ciento del actual 0,7 por ciento de fondos destinados de la declaración de la renta para fines de interés social, entre otras cuestiones.

En el ámbito social reclamaron una mayor "coordinación" entre las entidades que trabajan en este sector de la población para "aprovechar" mejor las situaciones, recursos y oportunidades de empleo.

Asimismo, propusieron promover de manera conjunta actuaciones comunes en los ámbitos relacionados con el acceso al empleo, la formación o la creación de puestos para personas en situación de especial vulnerabilidad.