Althaus admite por primera vez su culpa en la muerte de un esquiadora tras ser condenado

  • Berlín, 20 abr (EFE).- El primer ministro de Turingia, Dieter Althaus, admitió hoy por primera vez su culpa en el accidente de esquí que sufrió en enero y que provocó la muerte de una mujer, después de que la justicia austríaca le condenara a pagar 38.300 euros por homicidio imprudente.

Althaus admite por primera vez su culpa en la muerte de un esquiadora tras ser condenado

Althaus admite por primera vez su culpa en la muerte de un esquiadora tras ser condenado

Berlín, 20 abr (EFE).- El primer ministro de Turingia, Dieter Althaus, admitió hoy por primera vez su culpa en el accidente de esquí que sufrió en enero y que provocó la muerte de una mujer, después de que la justicia austríaca le condenara a pagar 38.300 euros por homicidio imprudente.

En su primera comparecencia pública tras retomar su puesto al frente del Gobierno regional, Althaus afirmó que el informe policial determina su "culpa".

"Me pesa mucho. Es una dura carga", explicó hoy el líder cristianodemócrata en una rueda de prensa convocada para anunciar un programa de ayudas de liquidez para empresas de ese estado federado.

El primer ministro colisionó en una pista de esquí en la región austríaca de Estiria el pasado 1 de enero con una ciudadana estadounidense de 41 años y madre de cuatro hijos, que murió a consecuencia del golpe recibido en la cabeza al no llevar un casco protector.

Althaus fue condenado por su muerte a pagar una multa de 33.300 euros y una indemnización económica al viudo de la mujer, por valor de 5.000 euros.

En una entrevista previa, concedida a principios de año, el político cristianodemócrata afirmó que "culpa" no era la palabra apropiada para referirse a un "accidente tan trágico" como el suyo pero admitió que sí se sentía "responsable" del fallecimiento de la mujer.

Althaus, que pasó varios meses hospitalizado después del incidente, anunció en marzo que se presentará a la reelección en los comicios regionales del próximo mes de agosto a través de un comunicado difundido por la Unión Cristianodemócrata (CDU).