Aso destaca ante Zardari la necesidad de estabilizar Pakistán

  • Tokio, 16 abr (EFE).- El primer ministro japonés, Taro Aso, destacó hoy ante el presidente de Pakistán, Asif Ali Zardari, la necesidad de estabilizar su país como "clave" para la estabilidad de toda la región, informó la agencia local Kyodo.

Aso destaca ante Zardari la necesidad de estabilizar Pakistán

Aso destaca ante Zardari la necesidad de estabilizar Pakistán

Tokio, 16 abr (EFE).- El primer ministro japonés, Taro Aso, destacó hoy ante el presidente de Pakistán, Asif Ali Zardari, la necesidad de estabilizar su país como "clave" para la estabilidad de toda la región, informó la agencia local Kyodo.

Aso y Zardari se reunieron hoy en Tokio, un día antes de que se celebre una conferencia de donantes para Pakistán a cambio de que ese país se comprometa a mayores reformas económicas.

"Un desarrollo estable de Pakistán llevará directamente a la estabilidad de toda la región" del Sudeste de Asia, apuntó Aso.

Japón y el Banco Mundial (BM) organizan mañana una conferencia de donantes para Pakistán con la que el Gobierno nipón espera recaudar al menos unos 4.000 millones de dólares para los próximos dos años, de los cuales mil millones serán aportados por el país anfitrión.

En esa conferencia de donantes participarán representantes de unos 40 países y organismos internacionales, entre otros Estados Unidos, China, la Unión Europea (UE), Arabia Saudí y Corea del Sur.

Según el Ministerio de Asuntos Exteriores japonés, Japón pretende obtener en esta cumbre al menos 4.000 millones de dólares para los próximos dos años, así como el compromiso paquistaní para reforzar las medidas antiterroristas y mayores reformas económicas.

Los fondos también estarán destinados a reformar la economía del Pakistán mediante una estrategia a medio plazo que ayude a reducir la pobreza, especialmente en las regiones fronterizas, y a mejorar el desarrollo de los recursos humanos, según el Ejecutivo nipón.

Durante la jornada de hoy el presidente paquistaní también se reunió con el ministro nipón de Economía, Toshihiro Nikai, a quien comentó la posibilidad de establecer en la ciudad paquistaní de Karachi una zona económica especial que ofrezca un trato favorable a las empresas japonesas.