El fiscal pide seis años de cárcel para acusado en Valencia de almacenar 8.200 archivos porno de menores y compartirlos

VALENCIA, 12 (EUROPA PRESS)

El ministerio fiscal pidió hoy en la sección tercera de la Audiencia Provincial de Valencia una pena de seis años de cárcel para un hombre acusado de almacenar más de 8.200 archivos fotográficos y de video de contenido pornográfico con menores de 13 años, y de compartir algunos a través de la red, con el programa del E-mule. El hombre negó hoy los hechos que se le imputan y aseguró que no tenía conocimientos de informática.

El hombre, mayor de edad y sin antecedentes penales, negó hoy en su declaración ante el tribunal que compartiera archivos pornográficos con otros usuarios de internet puesto que, entre otros motivos, aseguró que no sabía lo que era el programa E-mule. "No sé nada de eso", insistió.

Sin embargo, el fiscal mantiene que el hombre compartió con los usuarios de la red --tal y como demuestra la IP asignada--, el 5 de octubre de 2007, un archivo denominado 'Jho-(PTC) Laura Young New 0606 Com', que contenía un video con imágenes de los abusos sexuales cometidos sobre una niña que aparentaba unos ocho o nueve años.

Además, indica que en el registro a su domicilio, el 14 de enero de 2008, los agentes intervinieron un disco duro que almacenaba 6.563 archivos con pornografías y vídeos de personas en actitud sexual y pornográfica, que por su apariencia física eran menores de 13 años. Igualmente, localizaron tres archivos comprimidos que contenían 1.765 archivos fotográficos y de video porno con menores.

Señala, en su escrito de calificación provisional, que todos los archivos hallados en el disco duro, en los que intervienen personas menores de 13 años, se guardaban en los directorios donde se ubican los archivos que permiten ser compartidos en internet con el programa E-mule. Del total, los agentes detectaron que se compartieron 1.607 documentos. Algunos de ellos contenían escenas "especialmente humillantes" para la indemnidad sexual de los menores.

También localizaron ocho CD que contenían 30 archivos de vídeo con escenas de personas menores en actitud también pornográfica, aunque éstos no fueron compartidos por el resto de usuarios de la red. Por todo, el fiscal pide seis años de cárcel para el hombre por un delito de pornografía infantil.