La Policía detiene a seis personas acusadas de tenencia y distribución de pornografía infantil en internet

VALENCIA, 27 (EUROPA PRESS) Agentes de la Policía Nacional han detenido a seis personas e imputado a dos más por tenencia y distribución de pornografía infantil en internet, en una operación dirigida por el grupo de delitos tecnológicos de la Jefatura Superior de Valencia, en la que se han practicado siete registros domiciliarios en Barcelona, Fuengirola, Valladolid, Pamplona, Almería y Oviedo. Según informó la Jefatura Superior de Policía en un comunicado, en la operación, en la que han colaborado agentes de la Policía Nacional de Barcelona, Mataró, Málaga, Valladolid, Pamplona, Almería y Oviedo, la Policía ha intervenido más de 100 Gb de archivos de contenido pedófilo. En el momento de la actuación, en dos de las viviendas se estaban descargando archivos de este tipo. Durante la operación, denominada 'Gotzila', los agentes detuvieron el martes a seis hombres, de entre 32 y 65 años, la mayoría de origen español, e intervinieron 15 discos duros con más de 100 Gb de material pornográfico infantil, que contenían "miles de imágenes y videos". Las investigaciones se iniciaron en el mes de octubre de 2008, gracias a la colaboración ciudadana, al detectar los policías del grupo de delitos tecnológicos de la Jefatura Superior de Valencia el intercambio de ficheros con contenido de pornografía infantil en una red de internet. Durante las investigaciones, los policías localizaron e identificaron a siete usuarios españoles que estaba poniendo a disposición del resto de personas un fichero de pornografía infantil. Los domicilios desde donde se realizaban estos hechos se encontraban en Barcelona, Málaga, Valladolid, Pamplona, Almería y Oviedo. En la investigación, los policías se trasladaron a las diferentes ciudades españolas, donde el martes pasado detuvieron a seis personas como presuntas autoras de un delito de tenencia y distribución de pornografía infantil a través de internet. En algunos de los equipos examinados se detectaron programas de intercambio donde se ofrecía a la comunidad cibernauta archivos con contenidos pedófilos, según la misma fuente. De los detenidos, sin antecedentes policiales, unos pasaron a disposición judicial de sus correspondientes ciudades, mientras que otros quedaron en libertad tras ser oídos en declaración.