Los internautas creen que la condena por lucrarse con descargas fija una "linea divisoria" entre lo legal y lo delictivo

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Asociación de Internautas (AI), Víctor Domingo, consideró hoy que la primera condena a prisión a un internauta por lucrarse mediante una página web que ofrecía enlaces para descargar contenidos protegidos con derechos de autor establece "una linea divisoria" entre un "acto delictivo" y lo que ellos defienden, "compartir archivos sin ánimo de lucro".

En declaraciones a Europa Press Televisión, Domingo explicó que la sentencia del Juzgado de lo Penal número 1 de Logroño a un joven de 22 años, A.G.L., que establece una pena de seis meses de prisión y el pago de 4.900 euros para el acusado, concreta que compartir contenidos a través de la red "ni es delito, ni merece multas o cárcel".

Tras reconocer que la asociación no está "a favor" de la piratería digital ni "en contra" de los derechos de autor, Domingo sostuvo que "hay que separar piratería y compartir". "La condena establece que una cosa es delito y la otra no. Lo que es preocupante es que el Gobierno y el ministerio de Cultura lo confundan", reprochó.

Sobre el rechazo de la Asamblea de Francia al proyecto de Ley contra la Piratería en Internet del país galo, Domingo sostuvo que lo que le "gustaría" es que ningún parlamento tuviera que discutir "si tiene que restringir derechos fundamentales o no". "Quien tiene que decidir es un juez, no la Sociedad General de Autores ni el propio ministerio", concluyó.