Un 28% de los niños españoles accedió alguna vez a páginas pornográficas a través de Internet, según destaca Agestic

Un programa informará de los riesgos de la Red a unos 22.000 niños gallegos a través de un autobús que acudirá a 20 localidades

LUGO, 14 (EUROPA PRESS)

Un 28 por ciento de los niños españoles ha entrado en alguna ocasión en páginas pornográficas a través de Internet y un 38 por ciento tuvo acceso a webs de contenido violento.

Estos son algunos de los datos que resaltó hoy en rueda de prensa el presidente de la Asociación Gallega de Empresas Tic (Agestic), José María López Bourio, durante la presentación del proyecto 'Brújula', que es un programa de difusión sobre el uso seguro de la Red, con actuaciones de demostración para la infancia y adolescencia.

Bourio destacó, además, que "hay casi un 55 por ciento de menores que no han recibido ninguna información sobre normas básicas de seguridad a la hora de utilizar Internet". "Es una cifra muy elevada. Los niños aprendieron a usar Internet, pero no se les ha explicado que normas elementales de prevención tienen que tener cuando lo usan", puntualizó.

El presidente de Agestic, atendiendo a datos de ONGs y otras asociaciones ligadas a la infancia, indicó que, a su vez, un 16 por ciento de los niños del país "han accedido a páginas de contenido racista o xenófobo". "Un 30 por ciento de los menores que habitualmente utiliza la Red ha facilitado sus datos a personas desconocidas, y el 16 por cien ha llegado, incluso, a dar su dirección a través de Internet", sostuvo.

PROYECTO GRATUITO

En cuanto al proyecto 'Brújula', que iniciará su andadura en Lugo el 16 de abril, explicó que será gratuito y abierto. Pretende llegar a través de un autobús a 22.000 niños gallegos en 20 localidades de la comunidad.

Su objetivo se centra en que los niños y adolescentes de Galicia "conozcan los riesgos de Internet, cómo actuar ante ellos y, consecuentemente, saber cómo utilizarlo de forma segura".

El subdelegado del Gobierno en Lugo, José Vázquez Portomeñe, destacó de este programa que "atiende valores de carácter cívico que son importantes en todas las edades, pero particularmente en el ámbito de la adolescencia".

Este proyecto está confinanciado por el Ministerio de Industria, en colaboración con la Confederación de Federaciones de Asociaciones de Padres de Alumnos (Confapa) y la Obra social de Caixa Galicia.