La Comisión de Mujeres de la OEA quiere recuperar el rol de principal foro regional

  • Washington, 31 mar (EFE).- La presidenta de la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM), Laura Albornoz, afirmó hoy que quiere recuperar el rol del organismo perteneciente a la OEA como principal foro regional donde abordar las políticas para la mujer.

La Comisión de Mujeres de la OEA quiere recuperar el rol de principal foro regional

La Comisión de Mujeres de la OEA quiere recuperar el rol de principal foro regional

Washington, 31 mar (EFE).- La presidenta de la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM), Laura Albornoz, afirmó hoy que quiere recuperar el rol del organismo perteneciente a la OEA como principal foro regional donde abordar las políticas para la mujer.

En declaraciones a Efe, Albornoz, quien también es ministra de la Mujer de Chile, explicó que la CIM cuando fue creada en 1928 en La Habana "tenía ese rol político" y regional, aunque en aquél entonces su lucha se centró en lograr el derecho al voto de la mujer.

La CIM fue el primer órgano intergubernamental en el mundo creado expresamente con el propósito de garantizar el reconocimiento de los derechos civiles y políticos de la mujer.

Bajo el liderazgo de Albornoz la CIM quiere recuperar el "carácter político" del organismo, de manera que pueda ser de nuevo "el principal foro regional" para abordar asuntos relacionados con las políticas para mujeres.

La política chilena considera que la CIM debe ser "respetada" por los 34 Estados miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), organismo en el que está integrada.

Por ello, Albornoz, quien se encuentra en Washington para presidir el nuevo Comité Directivo de la CIM y presentar ante el Consejo Permanente de la OEA su plan estratégico para el bienio 2008-2010, quiere fortalecer primero el papel político del organismo dentro de la organización que dirige José Miguel Insulza.

En este contexto, subrayó, la CIM debe participar de manera activa en la V Cumbre de las Américas, que se celebrará en abril en Trinidad y Tobago y cuya declaración versará sobre la prosperidad humana, la seguridad energética y la protección del medio ambiente.

Destacó que también debe hacer parte de la XXXIX Asamblea General de la OEA, que tendrá lugar en mayo en San Pedro Sula (Honduras) con el tema de la no violencia.

Un paso importante es abrirse un espacio político y de debate dentro de estos dos foros internacionales de alto nivel y presentar sus políticas y preocupaciones a los presidentes y cancilleres, al igual que lo hacen otros organismos de la OEA, señaló.

Albornoz trata de participar en las negociaciones de las respectivas declaraciones para incluir el tema de la mujer y darle más importancia y peso dentro de los diferentes artículos.

Para la presidenta de la CIM es importante que los gobiernos incluyan en las declaraciones el papel diferenciado de la mujer en épocas de crisis económicas, que será el principal ángulo de debate en ambos foros, y el impacto que sufren por la recesión.

"Las mujeres pueden ser una herramienta efectiva en una empresa para enfrentar la crisis", por su habilidad de gestionar los recursos económicos, quizá de manera más conservadora que un hombre, agregó.

Con la agenda de la CIM en la mano, la ministra de la Mujer de Chile pretende promover que el planteamiento y las políticas de los gobiernos de Latinoamérica "sean semejantes" en lo que se refiere a la mujer, y lograr que se incorpore la temática del género en "todas las estrategias que se pongan en práctica" en el continente.

En este marco también quiere que, con motivo del Año Interamericano de la Mujer en 2010, todos los departamentos de la OEA evalúen los avances que se han registrado en esta materia.

Albornoz reconoce que su objetivo de concederle más peso a la CIM no es fácil, pero está convencida de que el continente "ya no es sordo" ante los problemas y la importancia de la mujer para la sociedad.