Napolitano afirma que Estados Unidos estudia la forma de disminuir el tráfico de armas y dinero

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

Janet Napolitano, secretaria de Seguridad Interior de Estados Unidos, indicó ayer tras su encuentro con el presidente mexicano, Felipe Calderón, que el gobierno de EEUU analiza la forma en que se pondrán en marcha acciones que contribuyan a disminuir el tráfico de armas y de dinero de su territorio a México, según un comunicado de la Presidencia de la República publicado en la edición digital del periódico 'El Universal'.

La funcionaria estadounidense se reunió con el mandatario mexicano para abordar temas de la agenda binacional, como cooperación fronteriza, seguridad y migración.

Calderón le expuso a Napolitano la propuesta con la que se aborda la construcción y modernización de seis cruces fronterizos. Le explicó que se trata de lograr mayor rapidez en el cruce, lo que redundará en un impacto económico positivo en ambos países.

También hablaron de seguridad y el mandatario se congratuló de los resultados alcanzados en el foro bilateral sostenido el viernes por los responsables de la administración de Justicia de las dos naciones; reconoció la actitud constructiva que ha mostrado el gobierno del presidente Obama para fortalecer la seguridad en la frontera y enfrentar el problema del crimen organizado, bajo el principio de responsabilidad compartida.

Según el comunicado, reiteró que el combate contra la delincuencia debe centrarse en el compromiso y la corresponsabilidad de los dos países, por lo que expresó su interés en seguir profundizando la cooperación entre los gobiernos de México y Estados Unidos en esta materia, mediante acciones firmes y coordinadas en ambos lados de la frontera. Napolitano reconoció la lucha emprendida por el gobierno de Calderón en contra del crimen organizado.

Respecto al tema migratorio, Calderón manifestó su preocupación por la situación de los inmigrantes mexicanos en Estados Unidos y, aunque reiteró su respeto a las normas de su país, consideró primordial que ésta no viole los derechos humanos fundamentales de los inmigrantes. Insistió en la necesidad de reconocer las enormes aportaciones económicas del inmigrante mexicano en Estados Unidos.

Napolitano y Calderón acordaron continuar trabajando en nuevos programas de cooperación y mantener un diálogo abierto y constante que les permita enfrentarse a los retos conjuntos.