Alecrín confirma su cierre a partir de mañana y advierte de que "no hay otros servicios" que den atención integral

Las dificultades económicas son la principal causa del cierre, ya que las empleadas llevan dos meses sin cobrar

VIGO, 29 (EUROPA PRESS)

La presidenta del Grupo de Estudios sobre la Condición de la Mujer (Alecrín), Ana Míguez, confirmó hoy que los servicios de este colectivo feminista cesarán a partir de mañana, debido a las dificultades económicas que atraviesa, que le impiden continuar con su actividad.

Míguez, que compareció hoy en rueda de prensa, explicó que "hoy es un día triste" porque se pone fin a un ciclo de 25 años en el que Alecrín "ha sido referente" de la lucha feminista. Asimismo, reconoció que la causa principal del cierre son los problemas económicos, ya que las trabajadoras llevan dos meses sin cobrar y "no se puede prolongar esta situación".

Según la presidenta de esta organización, no se ha firmado ningún convenio con ninguna administración o institución que permita la subsistencia de Alecrín, que precisa un presupuesto anual de entorno a unos 500.000 euros. Además de los servicios que ofrecen con ese dinero, debían pagar salarios a 34 trabajadoras que desempeñaban su labor en esta asociación.

Ana Míguez recordó que Alecrín fue la primera asociación en abrir un centro de información de derechos de la mujer en Galicia, así como otros servicios y centros desde los que denunciaron la violencia sobre las mujeres, un problema que, hace unos años, "era algo invisible, de lo que nadie hablaba". También se refirió al reconocimiento del Síndrome de Alienación Parental como otro logro de este colectivo.

PIONERAS

Por otra parte, subrayó que esta asociación fue "la primera de España" en entrar en clubes de alterne y pisos de mujeres prostituidas, que se ha personado en procesos contra los dueños de estos negocios y que "ha logrado mandar a proxenetas a la cárcel".

Con la desaparición de su biblioteca --cuyos fondos pasarán al Ayuntamiento de Vigo--, del centro joven de salud sexual, del centro de información a mujeres inmigrantes y del piso de acogida para prostitutas, Ana Míguez advirtió de que "no habrá un servicio que dé a las mujeres esa atención integral", ya que "sólo las trabajadoras de Alecrín tienen la formación necesaria".