El fiscal mantiene su petición de dos años para dos acusados de obligar a una mujer a prostituirse

GRANADA, 8 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía mantuvo hoy en sus conclusiones definitivas su petición de dos años de prisión para cada uno de los dos acusados de inducir a la prostitución a una mujer en situación irregular en España, hechos que negaron hoy durante la celebración del juicio, en la Sección Segunda de la Audiencia de Granada, según informaron a Europa Press fuentes del caso.

Los acusados, dos hermanos de nacionalidad rumana, están imputados junto a un tercero, que permanece en busca y captura y al que el fiscal le atribuye, además del delito de inducción a la prostitución, otro de violación continuada.

Durante la sesión del juicio, que ha quedado visto para sentencia, los dos procesados aseguraron que su hermano --el huido-- les presentó a la chica como su novia y que desconocían que él la obligaba a ejercer la prostitución en un club de alterne, aunque compartieran el mismo domicilio.

Según consta en el escrito de acusación del fiscal, al que tuvo acceso Europa Press, fue en el verano de 2006 cuando el procesado George V.G. y Pompei I.G. forzaron a la mujer a ejercer la prostitución en el Club J.J. de Motril, aprovechándose de que convivía en su domicilio, de que estaba en situación irregular en España y de que necesitaba dinero.

El primero de los procesados mencionados se quedaba sin embargo con casi la totalidad de las cantidades que obtenía por dicha actividad, mientras que el inculpado Daniel G. la amenazaba al pensar que había ayudado a su esposa a marcharse a Rumania.

Según el relato fiscal, George V.G. llegó a agredir sexualmente a la mujer durante un mes no determinado de ese verano en contra de la voluntad de aquella, golpeándola y diciéndole que la mataría si no accedía a sus pretensiones. Así, la penetró anal, vaginal y oralmente en el domicilio en presencia del hermano de la víctima, un menor que pudo escuchar las amenazas y gritos consecuencia de la agresión.

Por otro lado, en el mencionado club, regentado por otra persona que ya fue absuelta en un juicio anterior por estos hechos, ejercieron la prostitución varias mujeres, entre ellas supuestamente la anteriormente citada.

El Ministerio Público considera que George V.G. es responsable criminalmente en concepto de autor de un delito continuado de violación y coautor de otro de inducción a la prostitución, por los que se enfrenta a 11 años de prisión y multa de 3.600 euros.

Al procesado Daniel G. lo ve presunto coautor de un delito de inducción a la prostitución y de una falta de amenazas, por los que el fiscal solicita una pena de dos años y multa de 4.000 euros. También por el delito de inducción a la prostitución pide dos años y multa de 3.600 euros para Pompei I.G., mientras que Federico G.P. se enfrenta a ocho años de prisión y multa de 14.400 euros, por cuatro delitos de inducción a la prostitución.