La Ordenanza para la Convivencia estará lista en un mes y prohibirá la prostitución en la vía pública

GRANADA, 19 (EUROPA PRESS) El proyecto de la Ordenanza municipal para la Convivencia estará redactado en su totalidad dentro de un mes y prohibirá la práctica, ofrecimiento y demanda de servicios sexuales en la vía pública de la capital granadina, como han solicitado en reiteradas ocasiones los ciudadanos afectados por esta práctica. Esta decisión se tomó ayer en la reunión del Observatorio de la Ordenanza para la Convivencia en el marco de la mesa sobre prostitución, constituida por los tres grupos políticos con representación en el Ayuntamiento (PP, PSOE e IU), asociaciones que trabajan con personas que ejercen la prostitución y la Oficina del Defensor del Ciudadano. La propuesta, que fue aprobada por la mayoría de los miembros de la mesa, plantea sancionar la prestación de los servicios sexuales retribuidos tanto a las prostitutas como a sus clientes, según informó hoy en una nota la Oficina del Defensor del Ciudadano. Por ello, a partir de la aprobación de la ordenanza los agentes de la Policía Local darán un aviso a las personas que incumplan este precepto y en caso de persistir serán multadas. En la reunión de ayer, que estuvo presidida por el concejal de Participación y Seguridad Ciudadana en el Ayuntamiento, Eduardo Moral (PP), se escuchó a las organizaciones solidarias con las prostitutas, así como a los distintos grupos políticos, asociaciones de vecinos afectados y a una representación de prostitutas agrupadas en el colectivo 'Mujeres de noche buscando el día'. También acudió como invitada la senadora del PSOE María Escudero, "que ha coordinado una comisión Congreso-Senado a nivel nacional sobre la trata de blancas". Por otra parte, la Comisión Reguladora de la Ordenanza para la Convivencia se reunió de nuevo esta mañana para redactar el articulado que tratará el uso del espacio en la vía pública, donde se abordará la mendicidad, entre otros asuntos. La redacción de la ordenanza partió de la Oficina del Defensor del Ciudadano por encargo de la Concejalía de Participación Ciudadana, de modo que se ha creado "un completo código de conducta y de convivencia" para que la población conozca sus derechos y obligaciones dentro del ámbito municipal. Aunque el próximo encuentro de la comisión aún no se ha convocado, la Oficina del Defensor del Ciudadano --que ha elaborado el documento base-- mantendrá reuniones puntuales con los técnicos de cada área implicada en la ordenanza a fin de que se efectúen las correcciones pertinentes. De este modo, se prevé que el escrito definitivo esté listo en un mes y comiencen a partir de esta fecha todos los trámites legales para su aprobación.