Un juez condena a dos menores marroquíes a tres años de internamiento por violar a una prostituta en Gijón

OVIEDO, 25 (EUROPA PRESS) El Juzgado de Menores de Asturias ha condenado a dos menores, de nacionalidad marroquí, a la pena de un año y seis meses de internamiento cerrado en el Centro de Sograndio, a cada uno, acusados de violar a una prostituta, de 25 años, en un piso tutelado de Gijón, el 20 de diciembre de 2009, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas. Además, el juez impuso a los menores la pena de tres meses de libertad vigilada y el pago de una indemnización que asciende a los 6.000 euros. El fiscal solicitaba en su escrito de calificación. para cada uno, la pena de dos años internamiento. Los menores se encuentran desde el 22 de diciembre de 2008 internados en el centro de Sograndio por decisión del ministerio fiscal. Por su parte, en los hechos también participó otro menor que quedó en libertad y un adulto que fue puesto en libertad al reflejar el juez en su escrito que la relación sexual fue consentida y se pagó a la prostituta. Los dos menores procesados residían, cuando ocurrieron los hechos, bajo tutela del Principado, en un piso gestionado por una ONG. Los cuatro jóvenes fueron detenidos el 20 de diciembre, denunciados de un delito de agresión sexual por una mujer, vecina de Gijón. Según el propio relato de la víctima, fue contratada para realizar un servicio sexual a un joven varón a quien acompañó a su domicilio, y allí fue obligada a mantener relaciones sexuales con varios jóvenes más, que se encontraban en la vivienda. Cuando logró salir de ese domicilio solicitó ayuda a la Policía. La víctima fue asistida en un primer momento, por efectivos de la Policía Local que la trasladaron a un hospital de la ciudad a efectos de cumplir el protocolo sanitario sobre agresiones sexuales. Carecía de lesiones físicas graves, y pese a lo acontecido, su estado no revestía gravedad, por lo que fue dada de alta. Personadas varias dotaciones de la Policía Nacional y de la Policía Local de forma conjunta, en la vivienda donde presuntamente sucedieron los hechos, los jóvenes se negaron a facilitar la entrada a los agentes, quienes tuvieron que emplear la fuerza para acceder a la misma. El marroquí adulto que fue puesto en libertad fue detenido posteriormente, el 12 de enero de 2009, por agentes del Cuerpo Nacional de Policía, acusado de ser el presunto autor del apuñalamiento de un hombre de origen chino ocurrido durante la pasada noche de fin de año. Zakarias A., que está en situación irregular en España, tiene en su haber otras detenciones por estancia ilegal en el país, daños, atentado y robos con violencia. El joven marroquí utilizaba tres identidades diferentes y ya había sido expulsado de España en una ocasión por cometer varios delitos según el portavoz de la Comisaría de Policía de Gijón. El joven marroquí fue puesto a disposición judicial y el juez decretó su ingreso en prisión.