Aprobado por consenso el documento de base para la Conferencia sobre el Racismo

  • Ginebra, 17 abr (EFE).- El documento de base para la Conferencia Mundial sobre el Racismo de Naciones Unidas, que comienza el lunes, fue aprobado hoy por consenso, según confirmó la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Navi Pillay.

Aprobado por consenso el documento de base para la Conferencia sobre el Racismo

Aprobado por consenso el documento de base para la Conferencia sobre el Racismo

Ginebra, 17 abr (EFE).- El documento de base para la Conferencia Mundial sobre el Racismo de Naciones Unidas, que comienza el lunes, fue aprobado hoy por consenso, según confirmó la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Navi Pillay.

"Estoy muy feliz porque hemos conseguido un texto por consenso, que será elevado a la Conferencia para que en base a él se delibere y, posteriormente, pueda ser aprobado", aseguró Pillay en rueda de prensa.

El texto incluye la referencia al Holocausto que rechazaba Irán y excluye la difamación de religiones, que quedó substituida por el concepto del rechazo a la estigmatización de individuos en base a su credo.

Israel boicotea, junto a Canadá, Estados Unidos e Italia, la Conferencia, a la que acusa de ser un foro antisemita.

La Conferencia de Revisión sobre el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia, se celebrará en Ginebra del 20 al 24 de abril y tiene por objetivo actualizar lo adoptado en la primera reunión de 2001 en la ciudad sudafricana de Durban.

Durante las últimas horas, los diplomáticos negociaron intensamente para lograr un texto finalizado y que no dejara aristas abiertas que pudieran ser enmendadas durante la Conferencia.

Finalmente lo lograron, aunque eso no excluye que cualquiera de los 143 puntos pueda ser renegociado la próxima semana antes de que el documento sea oficialmente aprobado.

"No ha sido un proceso fácil, pero es excelente que los países se hayan puesto de acuerdo en los temas principales, es un gran logro", afirmó la Alta Comisionada.

"Este documento es muy importante para las personas que sufren racismo en todo el mundo", agregó Pillay, quien, además, dejó clara su esperanza de que el documento no sea reabierto.

"El proceso ha sido una excelente cooperación con todos los grupos regionales, difícil, pero tan bien hecho que estaría muy sorprendida de que haya cualquier intento de realizar cambios".

Pillay hizo especial hincapié en destacar "la generosidad de Palestina" por haber aceptado retirar la referencia a la ocupación israelí de sus territorios, en aras a lograr el consenso.

El texto finalmente incluye la referencia al Holocausto, que rechazaba Irán, y excluye la difamación de religiones, que quedó substituida por el concepto del rechazo a la estigmatización de individuos en base a su credo.

Teherán quería que se suprimiera del texto el párrafo que se refiere al Holocausto, o que se mencionase pero incluido en una lista en la que se citasen otros genocidios, dado que se opone a otorgarle una jerarquía especial, pero finalmente cedió.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, estará en lunes en Ginebra para asistir a la Conferencia, y será el único jefe de Estado que ofrecerá un discurso el primer día de la Conferencia.

El acto lo boicotean hasta la fecha Israel, Canadá, Estados Unidos e Italia por considerarlo antisemita.

Pillay hizo referencia expresa a Washington y dijo que esperaba que pudiese sumarse a la Conferencia en las próximas horas y participar del proceso, dado que todos los puntos con los que tenía reparos han desaparecido.

Por ahora han confirmado sus asistencia 32 ministros de los 192 países que forman Naciones Unidas.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, será el encargado de inaugurar la Conferencia.