Charles Barkley vuelve a pedir perdón y asegura que es "inadmisible" conducir ebrio

  • Nueva York, 18 feb (EFE).- El miembro del Salón de la Fama, Charles Barkley, volvió a pedir perdón y calificó de "inadmisible" su arresto por conducir bajo los efectos del alcohol.

Charles Barkley vuelve a pedir perdón y asegura que es "inadmisible" conducir ebrio

Charles Barkley vuelve a pedir perdón y asegura que es "inadmisible" conducir ebrio

Nueva York, 18 feb (EFE).- El miembro del Salón de la Fama, Charles Barkley, volvió a pedir perdón y calificó de "inadmisible" su arresto por conducir bajo los efectos del alcohol.

Barkley hizo hoy, miércoles, estas declaraciones a su compañero de estudio Ernie Johnson, de la cadena de televisión TNT, con quien volverá a estar mañana, jueves.

El ex jugador de los Sixers de Filadelfia, Suns de Phoenix y Rockets de Houston fue detenido el pasado 31 de diciembre mientras conducía bajo los efectos del alcohol en al área de Scottdale (Arizona).

Exámenes de sangre dieron .149 de alcohol, comparado al .08 que permite la ley en el estado de Arizona.

"Es toda mi responsabilidad, no hay excusas", declaró Barkley, de 45 años. "Eso no puede suceder", agregó.

El miembro del Salón de la Fama admitió que podría ir a la cárcel, aunque el caso se puede resolver con un acuerdo entre las partes y asistir a sesiones de consejería para alcohólicos.

"Para ser honesto, creo que va a ser algo positivo para mí y debo asegurarme que el tomar alcohol no es un problema para mí", señaló Barkley. "Deseo que algunos profesionales me hablen sobre el asunto".

Barkley también ha admitido que es un asiduo de los casinos y que le gusta el mundo de las apuestas, en las que a veces ha ganado mucho dinero, pero también lo ha perdido.

"Si me dicen que tengo que dejar de beber, entonces lo haré sin ningún problema", destacó Barkley. "Siento que puedo hacer todo lo que me proponga en mente".

Barkley volvió a pedir perdón a su familia, a la empresa y a la liga, porque era consciente que les había fallado y dejado en evidencia.

También dio las gracias a una gran cantidad de amigos que se preocuparon por su situación y entre ellos destacó a los miembros del Salón de la Fama, Larry Bird y Moses Malone, quien fue su compañero cuando llegó a la NBA.

"Sé que he dejado en mala posición a muchas personas y lo que más me dolía era ver cómo mis compañeros trabajaban y sin poderles ayudar", admitió Barkley.