El Consejo de Europa exige a Italia que ponga fin a "la discriminación y la xenofobia"

ESTRASBURGO, 16 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Europa pidió hoy al Gobierno italiano que ponga fin a "la discriminación y la xenofobia" en el país y que combata "todas las manifestaciones racistas o intolerantes", al tiempo que advirtió de que el proyecto de ley de Seguridad Pública incluye medidas "desproporcionadas" que podrían implicar una "criminalización de los inmigrantes".

"Italia debe poner fin a la discriminación y la xenofobia y mejorar sus políticas de inmigración", declaró hoy el comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Thomas Hammarberg, con motivo de la presentación de un informe elaborado tras la visita que efectuó a Italia el pasado mes de enero en cumplimiento de las recomendaciones hechas por él mismo en su memorándum de julio de 2008.

"Aun cuando se hayan hecho esfuerzos, la situación sigue siendo preocupante en lo que respecta a la situación de los gitanos, a las políticas y prácticas de inmigración y al incumplimiento de las medidas provisionales vinculantes reclamadas por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos", declaró Hammarberg en su informe sobre Italia.

"Las autoridades deberían condenar más firmemente todas las manifestaciones racistas o intolerantes y garantizar la efectiva aplicación de las leyes contra la discriminación", prosiguió. Para ello, recomendó que aumente el número de representantes de los grupos étnicos minoritarios en el seno de la Policía y que se establezca un organismo nacional independiente que, en calidad de mediador, ayude a reforzar la protección de los Derechos Humanos.

Asimismo, Hammarberg expresó su preocupación por la situación de los gitanos. "Persiste un ambiente de intolerancia respecto a ellos y sus condiciones de vida siguen siendo inaceptables en la mayoría de los campamentos que visité", explicó. Asimismo, advirtió de que los intentos del Gobierno de registrar a la población gitana de los campamentos son incompatibles con "las normas europeas que regulan la recogida y el tratamiento de los datos personales".

El comisario criticó duramente el proyecto de ley de Seguridad Pública por sus posibles efectos negativos sobre los inmigrantes. "La criminalización de los inmigrantes es una medida desproporcionada que puede aumentar las tendencias discriminatorias y xenófobas que ya son manifiestas en el país", afirmó. Asimismo, Hammarberg denunció la expulsión a Túnez, por motivos de seguridad, de varias personas que corren el riesgo de ser torturadas en ese país.

"Aparte, la reciente disposición aprobada por el Senado, que permite al personal médico informar a la Policía sobre los inmigrantes irregulares que han tenido acceso al sistema de salud, es profundamente injusta y podría aumentar la discriminación de los inmigrantes", advirtió.

Como rasgos positivos, el informe destaca la adopción, por parte de las autoridades italianas, de un programa nacional de protección de menores extranjeros no acompañados y la ratificación de la Convención para la Lucha contra la Trata de Seres Humanos.