IU y Movimiento contra la Intolerancia denuncian ante la Fiscalía los disturbios de Vallecas del día 28 de marzo

Piden que Movimiento Patriota Socialista no pueda realizar más manifestaciones y aseguran que portaban cascos de la Policía Nacional

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El Grupo de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Madrid y Movimiento contra la Intolerancia han presentado en la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) un escrito en el que se denuncian presuntos actos delictivos en la manifestación ultra celebrada en Vallecas el 28 de marzo.

Aquel día, el Movimiento Patriota Socialista realizó una manifestación por un recorrido no autorizado por la Delegación del Gobierno en la que se enfrentaron a grupos antifascistas en el distrito de Vallecas, lo que culminó con un enfrentamiento entre ambos grupos, actos vandálicos y 25 detenciones, entre ellas las de siete menores, así como con numerosos contusionados leves, entre otros seis policías.

Por ello, IU y la asociación que preside Esteban Ibarra se han dirigido al TSJM aportando material gráfico y audiovisual en el que se aprecia la utilización de simbología nazi, el uso ilícito de material policial como cascos, o expresiones "de nítido corte racista y de incitación a la violencia y odio" proferidas durante este acto.

Entre otras cosas, el escrito explica que durante su recorrido, los manifestantes de Movimiento Patriota Socialista profirieron "expresiones verbales de carácter racista y de incitación al odio" y exhibieron "símbolos neonazis en sus ropas y banderas, lo que tanto por su forma, contenido y finalidad constituía un ataque directo y frontal a los valores y derechos constitucionales de igualdad y dignidad de las personas que no puede tolerarse en el Estado español, social, democrático y defensor de los derechos humanos".

Además, alega que varios manifestantes llevaban "cascos de la Policía Nacional, cuya posesión por una persona para fines ajenos a los de este Cuerpo de Seguridad del Estado es ilícita". "Su utilización en una manifestación neonazi pretende inducir la idea deque los fines de odio e intolerancia que propugnan sus organizaciones se pueden alcanzar con los medios del sistema democrático a través de los Cuerpos de Seguridad del Estado, ofreciendo a la ciudadanía una imagen tranquilizadora y normalizada con la que esta se pueda identificar con más facilidad", explican los denunciantes.

En cuanto a sus cánticos, el escrito refleja algunos como 'Madrid será la cuna del Fascismo', 'Carlos listillo, devuélvenos el cuchillo' (en referencia a Carlos Palomino, asesinado en unos disturbios similares hace más de un año), 'Josué Libertad' (en alusión al presunto asesino de Palomino) o 'La inmigración destruye mi nación'.

En este contexto, el portavoz de Seguridad de IU en el Consistorio madrileño, Ángel Lara, adelantó que el motivo de este escrito es, "por un lado, que la denuncia sea admitida a trámite y, una vez realizada la investigación con los datos disponibles por parte de la Delegación del Gobierno y el Ministerio del Interior, se inicie el procedimiento judicial que determine las responsabilidades penales si así se considera".

"La segunda propuesta pasa por que, para evitar males mayores y con carácter cautelar, se suspenda cualquier acto o manifestación organizado o convocada por el Movimiento Patriota Socialista, que fue el promotor de la concentración motivo de la denuncia", apostilla el escrito.

Lara apuntó también "el claro incumplimiento por parte de los convocantes del recorrido autorizado por la Delegación". Estos hechos motivaron una reunión urgente, a instancias de IU, entre la propia Delegación y los grupos municipales en la que Izquierda Unida trasmitió a Soledad Mestre su "honda preocupación por las actuaciones de estos grupos ultras en Madrid".