La Comunidad financiará la acusación particular en apoyo a las víctimas de agresiones racistas

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El Gobierno regional financiará la acusación particular en apoyo a las víctimas de agresiones racistas gracias a un convenio alcanzado entre el consejero de Inmigración y Cooperación de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, y el presidente de la Asociación Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, con el objetivo de desarrollar un programa de Prevención de la Violencia e Intolerancia y de Solidaridad con las Víctimas de agresiones racistas y xenófobas.

A través de dicho programa, que estará dotado de un presupuesto de 40.000 euros, se pondrá al servicio de las victimas de agresiones racistas y xenófobas a profesionales del Derecho que ejercerán las actuaciones pertinentes de forma gratuita, como por ejemplo, la acusación particular. Además, a través del Teléfono de la Víctima del Odio y la Oficina de la Solidaridad, se atenderán todas las consultas de personas que sufran manifestaciones de intolerancia o xenofobia.

Según informó hoy el Ejecutivo autonómico, el convenio incluye entre otras actividades, la organización de seminarios y conferencias dirigidos a la formación de mediadores para la prevención de conflictos. En total, cerca de un centenar de personas, podrán participar en los distintos cursos de formación, que además de ser espacios de debate y reflexión, contarán con unas publicaciones específicas sobre los temas tratados.

En cuanto a las iniciativas de sensibilización social que se llevarán a cabo gracias a la firma de este convenio, destaca que la mayoría de los actos públicos se desarrollarán en centros educativos y culturales de la Comunidad de Madrid, abiertos también a la participación de las familias y demás personas que están relacionadas con el entorno afectado, donde se pondrán al servicio de los usuarios asesoramiento y materiales didácticos para abordar los conflictos y proponer alternativas de actuación.

El convenio suscrito entre la Consejería de Inmigración y Cooperación de la Comunidad de Madrid, y el Movimiento contra la Intolerancia, contempla también la difusión de mensajes que conciencien a la opinión pública, y especialmente a los más jóvenes, de la necesidad de construir una sociedad abierta, solidaria y tolerante, utilizando distintos canales de comunicación como Internet o vídeos didácticos, así como la edición de publicaciones específicas y material como carteles, trípticos y pegatinas.