La crisis podría impedir renovar su permiso a 38.000 extranjeros en Euskadi

  • San Sebastián, 13 may (EFE).- Cerca de 38.000 extranjeros que residen en Euskadi se encuentran "en situación de riesgo" por la necesidad de renovar sus permisos de trabajo en una coyuntura de crisis como la actual, en la que muchos de ellos están en el paro y no encuentran un nuevo empleo.

San Sebastián, 13 may (EFE).- Cerca de 38.000 extranjeros que residen en Euskadi se encuentran "en situación de riesgo" por la necesidad de renovar sus permisos de trabajo en una coyuntura de crisis como la actual, en la que muchos de ellos están en el paro y no encuentran un nuevo empleo.

Los miembros de SOS Racismo de Euskadi Mikel Mazkiaran y Zuria Arzua ha hecho público este dato durante la presentación en San Sebastián del informe sobre el racismo en nuestro país que anualmente elabora su organización y que ha sido dado a conocer simultáneamente en diferentes ciudades españolas.

En su exposición, Mazkiaran ha recordado que en Euskadi hay unos 100.000 inmigrantes que "están en posesión de algún tipo de permiso", si bien sólo 42.000 de ellos son comunitarios, mientras que el resto tiene una "tarjeta de extranjería".

Ceca de 38.000 de estos últimos necesitan renovar su permiso en breve, trámite que podría verse dificultado por el requisito que tienen estas personas de disponer de un empleo que justifique su estancia en nuestro país.

Mazkiaran ha reconocido además que 2009 será "un año complicado para los inmigrantes" ya que, con cuatro millones de parados en toda España, los ciudadanos nacionales demandarán trabajos que antes eran ocupados por extranjeros, mientras que, al acabarse el dinero de las prestaciones sociales, "aflorarán criterios de selección" para concederlas que podrían perjudicar a este colectivo.

El miembro de SOS-Racismo no ha facilitado datos sobre la población de extranjeros que residen en Euskadi de forma irregular, aunque ha recordado que algunas estimaciones sitúan en medio millón las personas en esta situación en toda España.

Además, ha llamado la atención sobre la "importante irregularidad sobrevenida" de inmigrantes "que habiendo estado en situación regular ahora están irregulares por desempleo".

En cualquier caso, ha expresado su satisfacción porque en Euskadi existe "en general" un "grado importante de aceptación del fenómeno migratorio", aunque en "los estudios que periódicamente ofrece el observatorio vasco de la inmigración, Ikuspegi, habitualmente Guipúzcoa suele salir mejor parada que Álava o Vizcaya".

Ha reconocido no obstante que el año pasado han existido problemas de forma "puntual" con algunos colectivos de personas extranjeras, como "asentamientos temporales de población rumana" y conflictos con menores inmigrantes no acompañados.

Se ha referido en concreto a la polémica suscitada en Guipúzcoa por las decenas de delitos cometidos por varios de estos menores tutelados por la Diputación, a la que ha pedido que, aunque sea un problema "difícil" de afrontar, "ponga todos los medios a su alcance para poder encauzar los procesos migratorios" de estos chicos.

Ha reclamado, en este sentido, la puesta en marcha de "programas concretos" y que "no se diferencie a los menores extranjeros en función de su conflictividad" siguiendo la teoría de que algunos de ellos "son recuperables y otros no", ya que todos "pueden tener un buen proceso de integración si se ponen los medios adecuados".

Respecto a Vizcaya, Zuria Arzua, ha recordado que de las veinte denuncias por racismo recibidas por su asociación en 2008 en la oficina de Bilbao, "seis involucraban a las fuerzas de seguridad", "principalmente" a la Ertzaintza, en actuaciones "discriminatorias cargadas de xenofobia y racismo".

Mazkiaran por su parte, ha criticado a la Policía Municipal de San Sebastián por "confiscar las mercancías" que los extranjeros ponen a la venta en la calle "cuando se les sanciona por hacer venta ambulante sin permiso", algo que, a su entender, "es contrario a la legalidad vigente".