La familia de Luisito exige "justicia" y pide a la sociedad que no se olvide del asesinato del joven dominicano

La novia del fallecido está embarazada de 8 meses y lo define como un chico "normal y trabajador" MADRID, 27 (EUROPA PRESS) La familia de Luisito, el dominicano de 23 años asesinado el pasado viernes a tiros en el distrito madrileño de Tetuán, pidió hoy que se aplique toda la "justicia" que sea posible en estos casos y solicitó a la sociedad "que no se olviden de él", un chico "alegre y buena persona". Su novia, Ariane aseguró en declaraciones a Europa Press que "era una persona normal, un trabajador". La pareja tenía muchos planes en común, de hecho ella está embarazada de más de ocho meses. "Teniamos muchas ganas de hacer muchas cosas. Quiero que se recuerde cómo era. Una buena persona con todo el mundo", relató la joven. Ariane confirmó que la familia va a celebrar una misa el próximo sábado "porque es una especie de homenaje para él, para que la gente sepa cómo era". Además, pidió a la justicia que se castigue al asesino confeso de Luisito. "Por lo que ha hecho, porque ha dejado a sus padres sin un hijo, a mi sin un marido y a mi hija sin padre. Le puede pasar a cualquier persona, pero nos ha pasado a nosotros. Lo que queremos es que la justicia haga lo que hace en estos casos, no pedimos nada más", aseveró. La madre del Luisito, Ana Mercedes, confirmó que "era un chico muy tranquilo, muy normal, siempre pendiente de su madre y de su mujer". Además, aseguró que nunca podrá olvidar lo que le ha pasado a su hijo. "Podía pasarle otra cosa, caerse de la moto, pegarse un golpe fuerte, pero no encontrar un señor que me lo matara así, a sangre fría y por detrás". "Él no buscaba nunca problemas con nadie", añadió. Además, sostuvo que era un chico muy sociable "si te veía siempre buscaba conversación, todo alegre, nada de pleitos ni nada". Ana Mercedes también pidió "que la justicia se acuerde" de que ellos son ciudadanos españoles con los mismos derechos. "Yo llevo veinte años aquÍ y nunca le hemos hecho nada malo a nadie, siempre he trabajado para mantener a mis hijos y yo quiero que la justicia vea que yo soy una madre viva y que a mi me han matado a un hijo sin tener motivos", declaró. La madre reclamó para el asesino confeso de su hijo que "le caiga la mayor pena posible, que no le dejen salir mañana de la cárcel porque va a seguir en lo mismo. Ya mató a uno, pues mañana le dará igual matar a otro que se cruce en su camino". Por último, Ana Mercedes hizo un llamamiento "a la Justicia, a las autoridades, a los Reyes, al presidente, a todo el mundo" para que no se olviden del caso de Luisito.