Las mujeres indígenas guatemaltecas condenan el racismo, la violencia y el neoliberalismo

  • Guatemala, 6 may (EFE).- Las mujeres indígenas guatemaltecas condenaron hoy el racismo, la discriminación, la violencia y las políticas neoliberales que atentan contra ese sector, y exigieron al Gobierno que preside Álvaro Colom el respeto a sus derechos humanos.

Las mujeres indígenas guatemaltecas condenan el  racismo, la violencia y el neoliberalismo

Las mujeres indígenas guatemaltecas condenan el racismo, la violencia y el neoliberalismo

Guatemala, 6 may (EFE).- Las mujeres indígenas guatemaltecas condenaron hoy el racismo, la discriminación, la violencia y las políticas neoliberales que atentan contra ese sector, y exigieron al Gobierno que preside Álvaro Colom el respeto a sus derechos humanos.

Al término de un congreso celebrado en la sede de la Coordinadora Nacional de Viudas de Guatemala (Conavigua), en la capital, las indígenas reivindicaron la lucha por sus derechos y condenaron de forma enérgica el neoliberalismo, que según ellas, se ha apropiado y saqueado el patrimonio cultural.

"La cultura de racismo y discriminación impuesta por el sistema neoliberal genera violencia y muerte, y atenta contra nuestra milenaria cosmovisión e identidad", sostienen en una declaración.

Denunciaron que los pueblos mayas siguen sufriendo persecución y represión de los aparatos estatales que se han plegado a las políticas neoliberales y han "militarizado" las comunidades con el fin de permitir el ingreso de capitales privados para la instauración de proyectos de empresas trasnacionales.

Las indígenas reiteraron su rechazo a los tratados comerciales por considerar que han afectado su desarrollo y a los programas asistenciales que impulsa el Gobierno socialdemócrata del presidente Álvaro Colom.

El último censo de población de 2002 revela que Guatemala tiene unos 11,23 millones de habitantes y más de 2,24 millones son mujeres mayas.

En su declaración, exigen a las autoridades la libre determinación de los pueblos y la derogación de convenios, leyes y tratados que promueven los intereses de las empresas trasnacionales como las mineras, hidroeléctricas y productoras de cementos.

También el respeto a los derechos humanos integrales de las mujeres, la aplicación de la justicia en contra de todas las formas de violencia y poner fin a los actos de feminicidio.

Una dirigente de Conavigua, Magdalena Sarat, explicó en una rueda de prensa que el Congreso Nacional de Mujeres Mayas se realizó de cara a la I Cumbre de Mujeres Indígenas de América que se celebrará los próximos 27 y 28 de mayo en Puno, Perú.

Sarat explicó que una delegación de varias organizaciones de mujeres mayas viajará a esa reunión para denunciar los problemas que les afectan, y luego participarán en la IV cumbre Continental de Pueblos y Nacionalidades Indígenas, que también se celebrará en Puno, el 29 y 31 de mayo.