ONG árabes se suman a las denuncias por marginación en la Conferencia contra el Racismo

  • Ginebra, 23 abr (EFE).- Nuevas organizaciones de la sociedad civil árabe se sumaron hoy a las denuncias contra instancias de las Naciones Unidas, a las que acusan de haber restringido su participación en la Conferencia Mundial de seguimiento contra el Racismo, que se celebra esta semana en Ginebra.

ONG árabes se suman a las denuncias por marginación en la Conferencia contra el Racismo

ONG árabes se suman a las denuncias por marginación en la Conferencia contra el Racismo

Ginebra, 23 abr (EFE).- Nuevas organizaciones de la sociedad civil árabe se sumaron hoy a las denuncias contra instancias de las Naciones Unidas, a las que acusan de haber restringido su participación en la Conferencia Mundial de seguimiento contra el Racismo, que se celebra esta semana en Ginebra.

La importancia de esta reunión, dirigida a afianzar la lucha internacional contra el racismo, la xenofobia y otras formas de intolerancia, quedó ensombrecida desde antes de su inauguración por diversas polémicas.

Entre las más notorias estuvo la auto-exclusión de diez países occidentales de este foro y el discurso antiisraelí pronunciado por el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad.

Ahora se suma una nueva controversia lanzada por ONG árabes, que han denunciado "una campaña de diabolización" en su contra y las "presiones inadmisibles" de la Secretaria de la Conferencia (integrada por funcionarios facilitados por el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos).

El representante de la Comisión Árabe para los Derechos Humanos en Ginebra, Hani Abdel Wahab, reveló que esa Secretaría eliminó un segmento de la Conferencia destinado a la intervención de cinco ONG representativas de todas las regiones y problemáticas del racismo, "para impedir que una ONG árabe, que había sido preseleccionada, hablara de la situación de Palestina".

"Es la primera vez en la historia que ocurre algo así. Es un peligroso precedente", sostuvo en un encuentro con periodistas.

El director de la Federación Árabe-Canadiense, Mohamed Boudjename, destacó que "las pocas ONG árabes que pudieron venir a Ginebra para asistir a la Conferencia han buscado en todo momento evitar el conflicto y declaraciones contraproducentes".

La ONU ha retirado a 46 personas, en su mayoría activistas de ONGs judías, las acreditaciones que les había concedido para participar en la Conferencia contra el Racismo por haber alterado el orden dentro del recinto de la organización.

"Ningún miembro de alguna ONG árabe ha sido afectado por esa medida", subrayó Abdel Wahab.

Boudjename dijo que una de las consecuencias más graves de "la campaña de desprestigio" que padecen las organizaciones civiles árabes es que numerosas organizaciones no encontraron financiación, ni siquiera de sus donantes habituales, para participar en la Conferencia.

"Por esa razón tenemos una presencia muy débil. Somos sólo diez ONG árabes", precisó.

Agregó que varios miembros de organizaciones africanas y con sede en el territorio palestino de Gaza no llegaron a Ginebra porque se les negó el visado de entrada.

Según datos de la ONU, 370 de los 1.073 delegados acreditados por ONG -más de un tercio- para la Conferencia pertenecen a la Unión de Estudiantes Judíos de Francia y a la Unión Europea de Estudiantes Judíos.

De otra parte, Boudjename, Wahab y la presidenta de la Comisión Árabe para los Derechos Humanos, Violette Daguerre, corroboraron la denuncia de dos ONG palestinas también contra la Secretaría de la Conferencia, esta vez por no dejarles ni siquiera participar en los eventos paralelos a esa reunión dentro de la sede de la ONU.

Se trata de actividades que normalmente tienen por objetivo que la sociedad civil pueda expresar sus opiniones y debatan sobre las distintas problemáticas de racismo en el mundo.

Daguerre aseguró que "la Secretaría tomó la decisión de suprimir toda referencia a Palestina aún antes del inicio de la Conferencia, con el argumento de que no habría discusión sobre países específicos".

Varias ONG árabes tuvieron que optar por celebrar sus debates en otros locales de Ginebra, fuera de Naciones Unidas.

Ello no obstante que organizaciones judías pudieron realizar una conferencia dentro de la ONU, de lo cual el Alto Comisionado ha intentado desmarcarse asegurando que no fue la Secretaría la que dio la autorización, sino otro servicio de la organización.

"Todo esto constituye una estrategia para marginar y discriminar a ONG árabes a pesar de que nuestra participación ha sido totalmente responsable", insistió Daguerre.

Isabel Saco