SOS Racismo se manifiesta por las calles de Bilbao para reivindicar la erradicación de la xenofobia

BILBAO, 28 (EUROPA PRESS) SOS Racismo se manifestó esta tarde por las calles de Bilbao bajo el lema 'Arrazakeria eta xenofobiaren aurka! ¡Contra el racismo y la xenofobia!' para reivindicar la erradicación del racismo, la discriminación racial y la xenofobia "como se hiciera en Sudáfrica allá por 1960 cuando la policía disparó provocando una matanza contra una manifestación, en protesta por la ley de pases de ese régimen racista blanco". La marcha partió a las seis de la tarde de la plaza del Arriaga y recorrió la Gran Vía, Plaza Moyúa, regresó de nuevo por la Gran Vía para acabar junto al Teatro Arriaga. Allí, los portavoces de SOS Racismo, Isabel Hormaetxea y Pablo Allende, leyeron un comunicado en el que denunciaron que la "presunta crisis económica, afecta de manera directa y negativa en los sectores de la población más desfavorecidos". "Los gobiernos y administraciones aplican políticas encaminadas al recorte de derechos y detrayendo presupuesto destinado a políticas sociales. Por el contrario, a quienes causaron la crisis, no sólo no se les exigen responsabilidades, sino que se les subvenciona con dinero público", lamentaron. En este sentido, criticaron que el discurso "discriminatorio" de la clase política "acentúa una actitud hostil entre la población, legitimando y promoviendo la xenofobia, y creando el caldo de cultivo para que explote el Racismo Social". En su opinión, la Ley de Extranjería "sólo conlleva viajes más caros y peligrosos, y crea el caldo de cultivo para la exclusión y explotación cuando se está aquí". Asimismo, advirtieron de que "quieren endurecerla y empeorarla con una nueva Reforma de la Ley de Extranjería que dificultara aún más reagrupar a las familias, criminaliza la solidaridad". "Aplica la directiva de la vergüenza, aumentando el tiempo de detención en Centros de Internamiento, auténticas cárceles en las que se vulneración de derechos humanos", agregaron. Tras alertar de que también hay una "inminente reforma de la Ley de Asilo, que supone un retroceso sin precedentes en la protección de la personas refugiadas", SOS Racismo reivindicó el Derecho a inmigrar "como Derecho Humano Universal, sin cortapisas a la hora de su efectiva materialización en todas las sociedades, para que éstas sean pluriculturales, donde la convivencia entre grupos étnicos lo sea desde el respeto y la promoción de la diferencia". Tampoco olvidó al pueblo gitano, que "sigue siendo condenado a los prejuicios, la exclusión social y la marginación, sufriendo la discriminación de modo constante", ni de las personas que "sufren dobles y triples discriminaciones por su orientación sexual, sus creencias, especialmente el machismo rampante que sigue condicionando con la violencia y la discriminación a todas las mujeres".