Cita sobre desarme y reintegración tendrá delegados de 30 países en Colombia

  • Bogotá, 2 abr (EFE).- Un análisis a experiencias de desarme, desmovilización y reintegración en distintas regiones del mundo congregará a delegados de unos 30 países en la ciudad colombiana de Cartagena entre los próximos 4 y 6 de mayo, informaron hoy fuentes oficiales en Bogotá.

Bogotá, 2 abr (EFE).- Un análisis a experiencias de desarme, desmovilización y reintegración en distintas regiones del mundo congregará a delegados de unos 30 países en la ciudad colombiana de Cartagena entre los próximos 4 y 6 de mayo, informaron hoy fuentes oficiales en Bogotá.

El alto consejero presidencial para la Reintegración y alto comisionado para la Paz, Frank Pearl; la viceministra de Relaciones Exteriores, Adriana Mejía, y el director de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación (CNRR), Eduardo Pizarro, presentaron hoy a periodistas la cita en la ciudad caribeña.

Según la vicecanciller Mejía, en el llamado Primer Congreso Internacional de Desarme, Desmovilización y Reintegración (CIDDR) se intercambiarán experiencias en procesos con grupos armados.

"Hemos aprendido lecciones y nos hemos dado cuenta de que pueden ser valiosas para otros países que pueden haber tenido problemáticas similares", señaló la funcionaria colombiana al aludir al proceso de desmovilización colectiva de paramilitares e individual de guerrilleros en este país.

Hizo énfasis en que tras esa desmovilización mejoraron los índices de criminalidad, de crecimiento económico y de confianza en la inversión extranjera directa en Colombia y señaló que en Cartagena se quiere compartir esa experiencia.

"Pueden aprender de aquellos errores que hayamos cometido o de buenas prácticas que hayamos logrado establecer", indicó Mejía.

La cancillería colombiana, añadió la funcionaria, recoge esas experiencias y lecciones de los últimos años para incorporarlas "como una herramienta de política exterior a través de la cooperación Sur-Sur o la cooperación con países con similar desarrollo al nuestro".

Frank Pearl, por su parte, consideró que "el proceso colombiano es ejemplar", por cuanto incluye no solo elementos de justicia para desagraviar a las víctimas, como la "reparación y reinserción social efectiva", sino también "un enfoque de desarrollo comunitario para alcanzar la paz".

Eduardo Pizarro, director de la CNRR, explicó que Colombia quiere enseñar cómo 48.000 desmovilizados viven en medio de las víctimas, en las mismas ciudades, municipios y zonas rurales.

"Conviven con las víctimas directas" señaló y subrayó que "cuando están conviviendo víctimas y desmovilizados necesitamos generar procesos de reinserción comunitaria".

Advirtió que "si las víctimas criminalizan a los desmovilizados o los consideran parias sociales, los empujan a la criminalidad".

Nuestro trabajo, en 89 municipios del país en los que viven los desmovilizados, subrayó Pizarro, "es que las víctimas tengan actitud de aceptación, así sea con dolor", y que ello "genere una dinámica de reconciliación", que es lo que Colombia quiere compartir.

En el Congreso participarán académicos, funcionarios y expertos de Filipinas, Liberia, Indonesia, Somalia, Eritrea, Nepal, Burundi, Sri Lanka, Uganda, Ruanda, Angola, Guatemala, Estados Unidos, Suecia y el Reino Unido, entre otros.

Asimismo, estarán funcionarios del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), de la Comisión Europea, la Misión de Acompañamiento al Proceso de Paz de la Organización de los Estados Americanos (MAPP-OEA), de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y del Banco Mundial (BM).