El alcalde de Longares confía en que la Reconstrucción Histórica de la II Guerra Mundial se pueda repetir otros años

LONGARES (ZARAGOZA), 29 (EUROPA PRESS) El alcalde de Longares, Miguel Jaime Angós, manifestó hoy que su ayuntamiento, junto con el de Cariñena estudiarán si el Encuentro de Reconstrucción Histórica de la Segunda Guerra Mundial, que se desarrolló este fin de semana por primera vez en ambas localidades, se podrá repetir. El alcalde subrayó el "éxito" del mismo y lo "positiva" que resultó la experiencia. "Valoraremos si se vuelve a celebrar este evento, sino todos los años, cada dos", dijo el alcalde, al tiempo que resumió que esta reconstrucción pretendía "acercar el conocimiento de la historia de una forma lúdica al público en general, y a los amantes de la historia contemporánea en particular". Este I Encuentro, organizado por los Ayuntamientos de Longares y Cariñena, contó con la colaboración de 220 recreadores llegados de Madrid, Barcelona, Lleida, Pamplona, Bilbao, La Coruña, Jaén, Granada, Valencia y Canarias, ataviados con indumentaria de la época. Asimismo, los participantes aportaron 20 vehículos militares con el fin de dar vida a diferentes aspectos de la II Guerra Mundial. "Tanto por la participación como por la acogida que ha tenido, éste es el mayor evento de recreación de escenas de la II Guerra Mundial que existe en España", explicó Miguel Jaime Angós, quien también recordó que en Castellón y Baldellou (Huesca) se celebran recreaciones similares. Respecto al público asistente a las diferentes representaciones que entre ayer y hoy se han sucedido en Cariñena y Longares, el alcalde de esta última localidad comentó que "se han superado las expectativas que teníamos de visitantes", entre ellos, "familias enteras y personas de todas las edades de diversas comarcas". Durante este I Encuentro de Reconstrucción Histórica de la Segunda Guerra Mundial se han representado dos batallas, la de la Defensa de Rodina, que tuvo lugar ayer en el Santuario de la Virgen de Lagunas de Cariñana; y la de la Operación Market Garden, que se celebró hoy en Longares. En ambas batallas se utilizaron artículos de pirotecnia menor como botes de humo, tracas, petardos y cartuchos detonadores disparados por armas de la época. Además, se contó con el apoyo logístico de la Delegación de Defensa en Aragón. En el Pabellón Municipal de Longares se instaló una 'Bolsa de Militaria', en la que hasta este mañana coleccionistas y aficionados intercambiaron objetos y recuerdos únicos de la época. Además, también se pudo adquirir un vino etiquetado especialmente para la ocasión.