Las zapatillas con ruedas pueden causar daños irreversibles en los niños


  • Estas especiales zapatillas combinan calzado y patines, una suela muy rígida en la que hay incrustada una rueda que hace posible deslizarse por una superficie plana.

  • El Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos de España afirma que el uso de este calzado a largo plazo, puede ocasionar problemas debido al peso, la altura del tacón, la falta de flexibilidad y la inestabilidad.

Las zapatillas con ruedas pueden causar daños irreversibles en la columna de los niños

Las zapatillas con ruedas pueden causar daños irreversibles en la columna de los niños

Etiquetas

Las zapatillas con ruedines oheelys han sido el boom absoluto en estas navidades. Las modas son efímera , y aún más cuando se trata de niños.

Estas especiales zapatillas combinan calzado y patines, una suela muy rígida en la que hay incrustada una rueda que hace posible deslizarse por una superficie plana.

Sin embargo, las modas no siempre están ligadas a una buena salud y las zapatillas con ruedines son un ejemplo de esto. El Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos de España afirma que "el uso de este calzado a largo plazo, puede ocasionar problemas en los pies derivados de su peso, de la altura del tacón, de la falta de flexibilidad y del propio “ruedín” y su inestabilidad".

Tras conocer este estudio, el Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos de España recomienda a los centros educativos, fundamentalmente de infantil y primaria, que prohíban a los niños que acudan al colegio con los heelys.

En el estudio realizado se ha analizado una muestra de cien niños con edades comprendidas entre los 2 años y medio y los ocho años y medio. El día que tocaba revisión para tomar datos en este estudio, el 11% de los escolares acudieron con heelys al colegio, principalmente niñas.

Riesgos del uso de zapatillas con ruedines

  1. La altura del talón. Es más preocupante según los expertos ya que en las zapatillas con ruedines esta puede aumentar hasta los cinco centímetros. Este hecho hace que la parte anterior del pie no soporte la mayor parte del peso corporal, misión para la que anatómicamente está diseñado el talón ya que descalzos soporta el 75% de esta carga.Si el tacón del calzado aumenta, la carga de peso que soporta el talón disminuye y esta recae sobre el antepie. Esto puede ocasionar problemas de crecimiento, metatarsalgias (dolor en los huesos que unen los dedos con la parte anterior del pie) y la enfermedad de Freiberg (caracterizada por la pérdida de flujo sanguíneo en los huesos del pie).
  2. La presión sobre el talón es superior a la media. El estudio refleja que entre los escolares que emplearon heelys durante la revisión se apreciaron presiones sobre el talón entre 1,5 y 2,7 veces superior a la media. A largo plazo puede provocar un acortamiento de la musculatura posterior (gemelos, sóleo e isquiotibiales). Este hecho puede derivar en la aparición de pies planos.
  3. El peso de este calzado dobla el de una zapatilla deportiva normal. Los podólogos advierten que puede derivar en problemas de cadera ya que el esfuerzo para levantar el pie a la hora de caminar aumenta excesivamente. Recomendaciones de los podólogos sobre el uso de heelys Ante los resultados de este estudio, el Consejo General de Podólogos recomienda a los centros escolares que no permitan a sus alumnos acudir al colegio con heelys al igual que se prohíben otros objetos como los móviles. También se hace un llamamiento a los padres a quienes se aconseja no poner a sus hijos este calzado ni ningún otro que no esté pensado para pasar horas de pie ya que el hecho de portar zapatillas diseñadas para el fútbol también podría ser perjudicial.