Córdoba.- El IPBS recoge en una publicación el trabajo del Centro Provincial de Drogodependencias

CÓRDOBA, 13 (EUROPA PRESS) El Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS) de la Diputación de Córdoba, en colaboración con las consejerías de Salud e Igualdad y Bienestar Social, dio hoy a conocer la publicación 'Proceso de atención integral en drogodependencias y adicciones', que recoge el trabajo de la Unidad de Drogas y Adicciones del Centro Provincial de Dependencias (CPD). Durante la presentación, a la que asistieron profesionales de la atención a drogodependientes, la delegada de Servicios Sociales de la Diputación, Reyes Lopera, destacó que el libro "es el resultado de todo un proceso" y una "herramienta de trabajo que puede ser usada por todos los técnicos que tienen relación con la atención integral a drogodependientes". Asimismo, según señaló, contribuye a acercar esta atención a los usuarios, "normalizándola" y mejorando la calidad del servicio prestado. Es, según Lopera, un paso más que da el IPBS a través del CPD para mejorar la práctica asistencial a las personas con problemas de drogodependencias y adicciones. Lopera detalló que en la provincia de Córdoba se dieron en 2008 un total de 3.087 admisiones o readmisiones a tratamientos por consumo de sustancias, lo que representa un 45,27 por ciento más respecto a 2007. De este porcentaje, el 64,85 por ciento de las admisiones es por drogas legales y el 35 por ciento por drogas ilegales. Por tipologías, el mayor incremento en las demandas se da por cocaína, juego patológico y rebujo -mezcla de alcohol y cocaína-. La diputada provincial subrayó que estos datos confirman la necesidad de realizar un esfuerzo por acercar los recursos y desestigmatizar el problema, y que "la normalización desde la red de centros de salud garantiza que haya niveles de calidad y continuidad en la asistencia y concienciación". Por su parte, el director general de Drogodependencias y Adicciones de la Junta de Andalucía, Andrés Estrada, opinó que para acabar con las adicciones "es necesario el apoyo de la sociedad, de todos y cada uno de los ciudadanos". "Que sean responsables y trasladen sus conocimientos preventivos a hijos, compañeros y al entorno cercano para tener en el futuro un consumo responsable".