El Ayuntamiento promueve la construcción de un centro integral de atención a personas dependientes

SANTANDER, 4 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Santander sacará a concurso la concesión para la construcción y gestión de un centro integral de atención a personas dependientes con un mínimo de 140 camas y 20 plazas de día. El inmueble, que se ubicará en una parcela municipal de 7.755 metros cuadrados situada en la zona de La Pereda, supondrá una inversión de cinco millones de euros y saldrá a licitación en julio.

Así lo anunció hoy en rueda de prensa el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, quien explicó que, pese a ser una competencia impropia, el Ayuntamiento ha decidido acometer esta actuación por la "gran demanda" de plazas residenciales que existe en la ciudad y en toda la región, donde el Gobierno reconoce la necesidad de 2.770, de las que 1.400 se situarían en el área de influencia de Santander.

Según el proyecto municipal, la superficie construida del centro integral de atención a personas dependientes, que incluye residencia y centro de día, será de 5.428 metros cuadrados, distribuidos en baja más cuatro plantas, con posibilidad de construir un semisótano. Entre otros, contará con centro de rehabilitación y talleres de terapia ocupacional.

La obra, con un plazo de ejecución de 24 meses, creará 100 empleos directos y 120 puestos de trabajo a su término. La concesión será por al menos 50 años y después el edificio, ubicado entre la avenida Cantabria y la calle Ernest Lluch, revertirá en el Ayuntamiento.

Podrán presentarse al concurso las empresas que presten servicios de atención asistencial a personas en situación de dependencia. El Ayuntamiento ya ha comenzado la tramitación urbanística y cuando concluya la concreción de equipamiento, en junio, se licitará la concesión de ejecución y explotación.

El alcalde señaló que las razones que han llevado al Ayuntamiento a promover esta actuación, que no es competencia municipal y en la que lleva trabajando "desde hace tiempo", son la mejora de la calidad de vida de los vecinos; los cambios sociales derivados de la inserción laboral de la mujer y el aumento de la esperanza de vida; y la demanda existente porque Cantabria tiene una esperanza de vida mayor que la media española (77,45 años frente a 76,7) y una mayor tasa de envejecimiento (18,43% frente a 16,54%).

De la Serna indicó que, según datos de abril de este año, en Cantabria había 11.033 personas dependientes con derecho a atención, de las que 2.170 ya tenían plaza en residencias, pero 3.809 estaban aún pendientes de identificar la prestación a la que tienen derecho, "y muchas puede que necesiten una residencia", apuntó.

En este sentido, el regidor afirmó que es "absolutamente insuficiente" el número de plazas residenciales existentes en la región, y se remitió a datos del Gobierno de Cantabria, según los cuales existen 5.696 plazas públicas y privadas, de las que 5.208 son para personas mayores y 488 para discapacitados. Además existen 2.152 centros de atención diurna, de los que 1.028 son para mayores, 319 para discapacitados, 544 ocupacionales y 261 de rehabilitación psicosocial.

Igualmente denunció la existencia de listas de espera de "meses o años" para una plaza residencial, sobre todo si se pretende que ésta sea cercana al domicilio de la familia.

"Si se enfrentan las personas que necesitan plazas de residencia con el número de plazas, se ve que hay una gran demanda en la comunidad autónoma de plazas residenciales, y Santander no se escapa de ella", concluyó.