El Consell destinará este año más de 570.000 euros a la ejecución del Programa de Teleasistencia Domiciliaria

VALENCIA, 3 (EUROPA PRESS)

El Consell aprobó hoy un convenio con la Diputación Provincial de Valencia mediante el que la Generalitat valenciana destinará un total de 571.628 euros a financiar la ejecución del Programa de Teleasistencia Domiciliaria durante el año 2009, según indicó el vicepresidente del Consell, Vicente Rambla, en una rueda de prensa posterior al pleno.

Recordó, en este sentido, que la teleasistencia es un servicio que, a través de la línea telefónica y con un equipamiento de comunicación e informático específico, permite a los usuarios, con sólo pulsar un botón del terminal que llevan consigo mientras están en su domicilio, "estar en contacto, las 24 horas del día y los 365 días del año, con los profesionales de un Centro de Atención Permanente".

Además de su "eficacia" a la hora de resolver emergencias, dijo, este recurso es "muy útil" para prevenir y solucionar los problemas de carácter sociosanitario, así como para ayudar a las personas mayores a evitar o disminuir las crisis de angustia o soledad que, "tristemente", son frecuentes en la tercera edad.

En 2009, el número de terminales de teleasistencia subvencionadas se eleva a 10.000, lo que supone un coste de 2.519,853 euros, destacó Rambla, quien recordó que el pasado año, en el conjunto de la Comunitat, se beneficiaron de este servicio de teleasistencia un total de 31.514 personas, de las cuales, la Conselleria de Bienestar Social financió aproximadamente la mitad, concretamente 15.220.

Además de la teleasistencia, Rambla matizó que la Generalitat atiende a las personas mayores de la Comunitat que viven en sus domicilios a través de otros programas como el 'Menjar a casa', 'Major a casa', 'Teléfono de atención al Mayor', 'Bono respiro' y ayudas a personas con ancianos a su cargo.

Con todos estos programas, el Consell, dijo, "pretende ofrecer una alternativa a la institucionalización residencial de modo que, aquellas personas que así lo desean, puedan seguir viviendo en sus casas". A estos programas se suman otros destinados a las familias, como el bono respiro o las ayudas a personas con ancianos dependientes a su cargo que pretenden mejorar la calidad de vida de las personas mayores y de quienes les atienden.

Además, Bienestar Social ayudará a las personas que cuentan con ancianos a su cargo, permitiendo, con ello, que sigan viviendo en el entorno familiar. Está previsto que unas 7.600 personas se beneficien de estas ayudas que pretenden favorecer la integración de la persona mayor en la unidad familiar y la solidaridad con las personas mayores, mediante su cuidado en el seno de un ambiente familiar, evitando con ello los desarraigos de su núcleo de convivencia y paliando las situaciones de soledad y marginación. Para todos estos programas, la Generalitat destina más de 29 millones de euros.