El gobierno reconocerá a las entidades del tercer sector como colaboradoras del estado

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, aseguró este jueves en Madrid que el Gobierno reconocerá a las entidades del Tercer Sector como colaboradoras de la Administración General del Estado porque es consciente “del papel que desempeñan”.Mato hizo estas consideraciones tras la celebración del Pleno del Consejo Territorial de Dependencia y Servicios Servicios Sociales, donde informó a los consejeros autonómicos del ramo de la reforma del sistema de subvenciones sociales, con la que se pretende reorientar la convocatoria de ayudas sociales con cargo al IRPF y las de régimen general para orientarlas “a quienes más lo necesitan”. En concreto, explicó que el sistema de distribución de las subvenciones con cargo al 0,7% del IRPF, que cumple 25 años de existencia, se sustituye por uno más flexible, eficiente y objetivo, basado en áreas de actuación, en lugar de en colectivos (mayores, jóvenes, personas con discapacidad, etc.), como hasta ahora. En total, en la convocatoria de 2013 se distribuirán 210,1 millones de euros y se priorizarán Programas de Urgencia Social que tengan los siguientes objetivos: atender las necesidades básicas de personas en situación de pobreza y apoyar a las familias con necesidades especiales de atención, en particular las que tengan menores, mayores o personas dependientes a su cargo.Del mismo modo, se dará prioridad a los programas destinados a ayudar a las familias a una adecuada nutrición de los hijos menores, así como a las acciones dirigidas a adolescentes en riesgo de exclusión. En cuanto a las Subvenciones de Régimen General, se modifican para reconocer a las organizaciones que componen el Tercer Sector de Acción Social (unas 29.000 en España) como entidades colaboradoras de la Administración General del Estado.PLAN SOCIAL DE PAGO A ONGPor otra parte, la ministra informó a los consejeros de la puesta en marcha de un Plan Social de pago a ONG, en colaboración con el Ministerio de Hacienda, para hacer frente a las deudas de las CCAA y ayuntamientos con el Tercer Sector. El plan incluye más de 1.000 millones de euros para transferencias a entidades que desarrollen proyectos de ayuda a las familias, infancia, mayores y personas con discapacidad. En concreto, 687 millones de euros para las CCAA y 332 millones para las entidades locales.Asimismo, se destinarán 1.986 millones de euros a los impagos de conciertos en materia sanitaria, educativa y de servicios sociales. Si se suma esta cantidad a las mencionadas subvenciones con cargo al IRPF, se destinarán 3.200 millones de euros “para ayudar a aquellas familias que están sufriendo los peores efectos de la crisis” y para aliviar la situación en la que se encuentran muchas organizaciones sociales por las deudas acumuladas, afirmó Mato.La ministra explicó a los consejeros que éstas y otras medidas formarán parte del Plan Nacional de Inclusión Social, que se aprobará en los próximos meses y contendrá, como uno de sus ejes, un plan de lucha contra la pobreza infantil.