Govern balear estudia personarse en la causa contra la directora y la jefa de enfermeras de la residencia Inca, Mallorca

PALMA DE MALLORCA, 16 (EUROPA PRESS)

Los servicios jurídicos del Govern balear estudian personarse en la causa contra la directora y la jefa de enfermeras de la residencia de mayores Crist Rei de Inca (Mallorca), Juana R.O. y Jacquelin Yolanda P.Y., respectivamente, tras ser detenidas ayer por la Guardia Civil y pasar a disposición judicial esta mañana, para responder sobre un presunto doble delito, falsificación de recetas, consideradas un documento público, y maltrato a los pacientes.

Así lo indicó hoy la consellera balear de Bienestar Social, Promoción e Inmigración, Fina Santiago, quien manifestó estar "muy preocupada" por la situación de las personas afectadas, en su mayoría enfermos de alzheimer o con problemas cognitivos, por los hechos denunciados por algún familiar o trabajador de un centro que, según recordó, fue inaugurado durante la pasada legislatura con polémica, al carecer de los permisos administrativos y tomar la conexión eléctrica de la red de forma ilegal.

Según indicó Santiago, el Govern disponía de un total de 60 plazas Crist Rei, según un convenio suscrito en su día con la empresa privada Aser y, en los últimos meses, había recibido numerosas quejas por parte de familiares de los pacientes que eran asistidos en la misma, a causa de un posible "abuso" en el uso de tranquilizantes --que eran obtenidos presuntamente de manera fraudulenta--, especialmente durante las noches, lo que supondría un maltrato.

A este respecto, la consellera manifestó que la residencia sigue ahora su funcionamiento cotidiano, con "mayor seguimiento por nuestra parte", y sin que recaigan sospechas en el resto de empleados, que los mismos familiares consideraron ajenos a la "mala práctica de dos profesionales" que, precisamente, eran las máximas responsables de la residencia. Por otra parte, apuntó que la capacidad sancionadora a la empresa propietaria la tiene el Consell de Mallorca y no el Govern.

En referencia al desplazamiento ayer de dos médicos del Hospital de Inca hasta Crist Rei, a instancias judiciales, Fina Santiago, expuso que, aparentemente todos los pacientes gozaban de buena salud, aunque matizó que se está a la espera de las analíticas de sangre y orina que se les practicaron, que podrían ser clave para demostrar si se produjo un abuso en la utilización de tranquilizantes que los habrían mantenido aletargados en exceso.

Cabe recordar que Juana R.O., de 31 años de edad, y Jacquelin Yolanda P.Y., de 37 años, pasaron a disposición judicial sobre las 10.00 horas de hoy, tras permanecer en los calabozos de la Guardia Civil de Inca durante la pasada noche. A la directora del geriátrico se le imputa un presunto delito de malos tratos a los internos, mientras que a la coordinadora de enfermería se le imputan presuntos delitos de malos tratos, falsificación de recetas y contra la salud pública por la venta de medicamentos.

(EUROPA PRESS)

-. Firma: JLP/RRG .-