La Junta apoya con 8,7 millones dos proyectos turísticos en El Ejido (Almería) y Antequera (Málaga)

SEVILLA, 14 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Gobierno aprobó hoy respaldar con un total 8,7 millones dos proyectos empresariales de ampliación y mejora de la planta hotelera en El Ejido (Almería) y Antequera (Málaga), según informó el consejero de Turismo, Comercio y Deporte en funciones, Luciano Alonso.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, señaló que la primera de las ayudas, de 4,5 millones, se concede a la empresa Almerimar, SA, para financiar la rehabilitación y reclasificación a cinco estrellas del Hotel Golf Almerimar, en El Ejido. Este proyecto, que supondrá una inversión de 18 millones de euros y la creación de entre 25 y 30 empleos directos, permitirá la remodelación integral del establecimiento, que pasará a contar con 108 habitaciones, un 'spa' y un club de golf.

La rehabilitación del inmueble incluirá también la edificación de nuevas puertas de acceso, escaleras, ascensores y zonas de servicio, así como dos salas de reuniones, un auditorio, jardines, gimnasio, salas de masajes, restaurante, piscina y comedores.

El segundo proyecto, según añadió, promovido por la firma Antequera Dos y respaldado con 4,2millones de euros, consiste en la creación del hotel rural de cinco estrellas 'Convento de la Magdalena' a partir de la rehabilitación y adaptación de este edificio antequerano del siglo XVI. En este caso, la inversión total prevista supera los 14 millones y se crearán entre 40 y 50 empleos directos.

El futuro establecimiento dispondrá de 82 habitaciones y zonas de ocio, que incluirán salones para pequeños eventos, restaurante, salas de reuniones, 'spa', gimnasio, zonas ajardinadas y terrazas. Además de la puesta en servicio del hotel, el proyecto incluye también la recuperación del patrimonio pictórico de grisalla con que cuenta el convento, tanto en su iglesia como en los claustros.

Las dos subvenciones aprobadas se incluyen en la línea extraordinaria de incentivos abierta el pasado año por la Junta con los objetivos de mejorar la competitividad de la planta hotelera en establecimientos de más de quince años y de promover alojamientos en el medio rural a partir de la reconversión de conjuntos arquitectónicos singulares, como cortijos, haciendas o casas palacio. Las ayudas sufragan hasta el 25% del total de las inversiones en el primer caso y hasta el 30% en el segundo.

Luciano Alonso informó al Consejo de Gobierno sobre los resultados de este programa de incentivos, que en su conjunto permitirá el desarrollo de 32 proyectos y movilizará una inversión de más de 139 millones de euros (33 millones aportados por el Gobierno andaluz).

La línea dirigida a la modernización y reforma de establecimientos hoteleros cuenta con 14 proyectos aprobados, una inversión prevista de 60,9 millones de euros y una financiación de 15,2 millones por parte de la Junta del 25%. Estas ayudas dan prioridad alas reformas para la reclasificación en categorías superiores y la mejora de la accesibilidad.

Entre otras obras, la Administración autonómica, según destacó, incentiva la habilitación de jardines; la construcción de instalaciones deportivas y de ocio; la modernización de las unidades de alojamiento; la mejora de zonas de recepción y salones sociales y de reuniones, y la dotación de centros de convenciones, instalaciones de salud y espacios de restauración. Asimismo, se respaldan proyectos de implantación de nuevas tecnologías, seguridad, prevención, y mejora medioambiental en sistemas de energías renovables, ahorro de agua, depuración, reciclado de residuos y aislamiento acústico y térmico.

Por su parte, las ayudas para la adecuación de conjuntos arquitectónicos en el medio rural, beneficiarán a 18 iniciativas, con unas aportaciones de 17,8 millones de euros para unas inversiones totales de 78,3 millones. En este caso, la Junta respalda proyectos de creación, ampliación y rehabilitación de edificaciones singulares con el doble objetivo de conservar este patrimonio histórico y asegurar la viabilidad económica de su reconversión turística.