La Junta trabaja con las Ampas de Valladolid para la prevención del consumo de drogas en el ámbito familiar

VALLADOLID, 14 (EUROPA PRESS)

La Junta de Castilla y León refuerza la colaboración con las Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Valladolid (Ampas) para la prevención familiar del consumo de drogas con el objetivo último de "aumentar el número de madres y padres que participen de los programas de prevención entre jóvenes y adolescentes", según aseveró la comisionada regional para la Droga, Carmen Ruiz Alonso.

Para ello, la comisionada y el delegado territorial de la Junta, Mariano Gredilla, se reunieron hoy con las Ampas para "reforzar la colaboración y cooperación en lo que es el desarrollo del modelo de prevención", aseguró Ruiz Alonso.

Asimismo, la comisionada recordó que en el Plan Regional de Drogas de Castilla y León la prevención es "la máxima prioridad" y, que en estos momentos, desde la Junta se "están dedicando los mayores esfuerzos a reducir el consumo de drogas en adolescentes".

Para ello, aseguró Ruiz Alonso que se "están desarrollando, a través de los correspondientes programas acreditados de prevención, un modelo combinado que incide simultáneamente en los tres escenarios fundamentales de socialización de los adolescentes: la escuela, la familia y los espacios de ocio".

Además, la comisionada afirmó que "dentro de este modelo combinado, la prevención familiar constituye un eje fundamental por diversos motivos".

En primer lugar, porque según Ruiz Alonso "son conscientes de que la familia es un ámbito privilegiado de prevención en el que se concentran importantes factores de riesgo pero también de protección".

En segundo lugar, añadió la comisionada "porque los resultados de los programas de prevención escolar son mejores si se refuerzan y si tienen continuidad en el ámbito familiar y comunitario".

En tercer lugar, porque ,según destacó Ruiz Alonso, las organizaciones internacionales relacionadas con el consumo abusivo de drogas aseguran que "los programas de prevención familiar basados en el desarrollo de actividades --que son los que se están desarrollando en la Comunidad-- ofrecen resultados eficaces para reducir el consumo abusivo de drogas" y además añadió que "los efectos positivos que se obtienen persisten en el tiempo".

En este sentido, afirmó la comisionada que "es por esto, por lo que desde 2003 se ha impulsado un modelo escalonado de prevención familiar que permite que cada familia pueda acceder a un nivel preventivo en función del nivel de riesgo de abusar del consumo de drogas de sus hijos".

"El modelo de prevención de drogas en Castilla y león sitúa a la Comunidad a la cabeza del país en prevención familiar, aún teniendo en cuenta que España, en su conjunto, se encuentra entre los países más desarrollados del mundo en la realización de programas eficaces en la prevención familiar", concluyó Ruiz Alonso.

PROGRAMAS DE PREVENCIÓN

El primer escalón de este modelo de prevención familiar es la prevención universal, dentro del cual se aplica el programa 'Moneo', dirigido a familias con hijos entre nueve y trece años y tiene como objetivo aumentar la información de los padres sobre las drogas y las circunstancias que impulsan a los hijos a consumirlas.

La aplicación de este modelo se inició en 2004 y a lo largo de estos cinco años han participado en Valladolid 1.840 madres y padres.

En un segundo escalón se encuentra el programa 'Dédalo' que se dirige a familias con hijos entre nueve y trece años en las que existe un inicio precoz al consumo de drogas o hay padres con dependencia alcohólica.

Este programa se inició en 2003 y han participado 234 madres y padres vallisoletanos.

Otra de las acciones preventivas es el programa 'Alfil' que se dirige a niños y adolescentes entre los ocho y 16 años de los cuales uno de sus progenitores está en tratamiento alcohólico. En este programa han participado 84 padres y madres.

El nivel más intenso y complejo de este modelo de intervención es la prevención indicada dirigido a familias con hijos en los que ya están presentes consumos problemáticos de drogas.