El 71,1% de las mujeres andaluzas realiza habitualmente las tareas del hogar sin ayuda de su pareja

SEVILLA, 12 (EUROPA PRESS)

El 71,1% de las mujeres andaluzas, encuestadas por el Instituto de Estadística de Andalucía, realiza habitualmente las tareas del hogar sin ayuda de su pareja, frente al 13,3% de los hombres que "friegan los cacharros de la comida y recogen la cocina" y al 15,2% que habitualmente hace las camas, según la 'Encuesta social 2007: una visión de Andalucía', publicada recientemente. Sólo en torno al 2% de las encuestadas dijo que las tareas las realiza su pareja.

Según este estudio consultado por Europa Press, esta diferencia se ve más acusada en las personas de 65 años en adelante, cuando el 78% de las encuestadas son las que se encargan de las tareas en solitario. En contraposición, el 20,4% de los sondeados entre 25 y 44 años comparte sus deberes, para volver a dispararse la cifra cuando el nivel de estudios de las mujeres encuestadas es nulo o de educación primaria, con un dato del 84%. En cambio, se reduce al 42,3% en el caso de mujeres con educación universitaria.

Por otro lado, esta encuesta indica que cerca del 64% de las mujeres se levantan de manera habitual por las noches para atender a los niños, frente al 7,7% del sector masculino. En este caso también varían las cifras en cuanto al nivel de estudios alcanzado por el entrevistado, realizando esta tarea el 71,3% de las mujeres sin estudios o que han alcanzado la educación primaria, frente al 44,4% de aquellas que cuentan con estudios universitarios.

La ocupación de los entrevistados también arroja información en cuanto a las tendencias socioeducativas de los andaluces según las diferencias sociales. El 74,3% de las trabajadoras del considerado como grupo III --operadores de instalaciones y maquinaria, montadores y trabajadores no cualificados-- se levanta por las noches, frente al 1,2% de los varones encuestados pertenecientes a la misma categoría profesional.

LAS PLATAFORMAS DE MUJERES NO SE SORPRENDEN

En declaraciones a Europa Press, Alicia Vañó, presidenta de la asociación de Mujeres Progresistas indicó que estos datos no sorprenden demasiado y que seguro que habrá quien "haya maquillado la realidad y no haya dicho toda la verdad". A pesar de todo, Vañó indicó que "es un paso importante el que los hombres se avergüencen de alguna forma de no colaborar nada con la familia". "Esto no era así antes, ahora tratan de disfrazar la realidad, de alguna forma son conscientes de que no es lógico o justo que mantengan esa actitud", afirmó Vañó.

Asimismo, la presidenta de la asociación de Mujeres Progresistas afirmó que aunque los datos fueron recogidos en las poblaciones andaluzas no cree que la situación varíe mucho con respecto al resto de España. "Los andaluces tenemos una percepción de retraso en cuanto a políticas sociales y de igualdad, pero es al revés, por ejemplo en cuanto a participación en foros estamos muy por encima de otras comunidades autónomas que tradicionalmente han sido consideradas más avanzadas".

Por otro lado, Vañó indicó que "a la mujer no se la educa para dejar de asumir la doble tarea" de trabajar en casa y fuera de ella, considerando que este es uno de los problemas que hay que solucionar no sólo desde la administración pública. Aseguró que desde los primeros momentos de la lucha por la igualdad, hace casi 15 años, las mujeres han tenido una doble traba, la social y la familiar, pero las mujeres han "dejado de lado" el cambio en el entorno más cercano para confiárselo a las administraciones. "Es en cada casa donde cada una tiene que negociar con su pareja, debe ser personal y no venir desde fuera", insistió en este sentido.

Según el Instituto de Estadística de Andalucía, los resultados de las encuestas indican que el 43,4% de los andaluces considera que la mujer debe dedicarse principalmente a las tareas domésticas y al cuidado de los hijos, pero este porcentaje se reduce a la mitad cuando se consideran las resultados de las encuestas a hombres menores de 25 años, con un 22%.

En este sentido, los varones entrevistados en el intervalo de edad de los 25 a los 44 años consideran que las tareas del hogar las realizan en conjunto con su pareja, de lo que se desprende que las generaciones más jóvenes se muestran más abiertas a contribuir en las tareas domésticas; sin embargo Alicia Vañó no está muy segura de esto, ya que "como en los casos de violencia de género en que hay mujeres que son víctimas muy jóvenes, también las actitudes en las relaciones entre chicos y chicas indican que algo estamos haciendo mal".

La 'Encuesta social 2007: una visión de Andalucía' se dirigió a la población andaluza mayor de 18 años, residente principalmente en viviendas familiares, y ofrece múltiples dimensiones de análisis de forma que los resultados permiten mostrar un panorama global de la realidad social de la región.

Esta encuesta fue realizada por el Instituto de Estadística de Andalucía, con la colaboración en el diseño del cuestionario del Instituto de Estudios Sociales Avanzados y con las universidades andaluzas para realizar el trabajo de campo, desarrollado entre el 1 de octubre de 2006 y el 30 de marzo de 2007.