Un grupo de médicos y expertos pide regular el suicidio asistido en Alemania

  • Un grupo de médicos especialistas en cuidados paliativos presentó hoy en Múnich (sur de Alemania) una propuesta de ley para regular el suicidio asistido para enfermos terminales, una práctica no penada en el país y que se realiza aprovechando el vacío legal.

Berlín, 26 ago.- Un grupo de médicos especialistas en cuidados paliativos presentó hoy en Múnich (sur de Alemania) una propuesta de ley para regular el suicidio asistido para enfermos terminales, una práctica no penada en el país y que se realiza aprovechando el vacío legal.

La propuesta establece que los médicos puedan prescribir los medicamentos necesarios para practicar la eutanasia en casos terminales, un tema sobre el que se espera que el Parlamento debata pasado el verano.

"Nosotros conocemos las grandes posibilidades de la medicina paliativa, pero sabemos por nuestro día a día dónde está el límite", defendió el catedrático de Medicina paliativa de la Universidad de Lausanne, Gian Domenico Borasio.

En Alemania el suicidio asistido no está penalizado, lo que abre un vacío legal y despierta la polémica recurrente en el sector sanitario y político.

Actualmente existen dos asociaciones que facilitan este paso a personas con enfermedades terminales o graves padecimientos; Ayuda a Morir y la sección alemana de la suiza Dignitas.

Ambas proporcionan los medicamentos para la eutanasia a los pacientes, pero son los propios afectados los que deben tomarlos en última instancia.

Según la propuesta presentada hoy, dos médicos tendrían que participar en la decisión y el paciente debería estar debidamente informado sobre su situación y sobre las opciones de los cuidados paliativos existentes.

Una vez expresada la decisión de recibir ayuda para morir de manera totalmente voluntaria, debería pasar un periodo de reflexión de diez días.

Además, según este proyecto, la publicidad que promocione la eutanasia estaría estrictamente prohibida.

Las críticas a la propuesta no se han hecho esperar, entre ellas las del miembro de la junta directiva de la Fundación para la Protección al Paciente Eugen Brysch, convencido de que "si el proyecto de ley se hace realidad, el suicidio asistido se convertirá en una práctica habitual de los médicos".

Según el coautor del texto y director del Instituto de Derecho Médico de las Universidades de Heidelberg y Mannheim, Jochen Taupitz, los médicos podrán ejercer la objeción de conciencia.

Además añadió que los parientes y allegados no deberán ser penalizados por ayudar al paciente.

El debate político sobre esta cuestión comenzó ya a principios de año, pero hasta el momento no se ha presentado ningún proyecto formal en el Bundestag y los principales partidos reconocen la división en sus filas.