El Madrid apuntilla a un Barça inexpresivo


BARCELONA|

El Real Madrid ha ganado este domingo al FC Barcelona en el Camp Nou (1-3) para tomar una muy clara ventaja en la Supercopa de España, en un partido que ha empezado con ritmo de pretemporada y ha acabado siendo de alto voltaje tras la entrada al campo de Cristiano Ronaldo, que revolucionó el choque con el gol que aventajó a los blancos y con su posterior expulsión antes de que Asensio pusiera la 'puntilla'.

Este Clásico era oficial, pero por momentos tuvo más de amistoso que el pulso de hace unos días en Miami. Pero el paso de los minutos y los continuos roces provocaron que el ritmo creciera y ahí el Real Madrid no sólo estuvo más cómodo sino que demostró que su 'punch' sigue siendo muy superior al del eterno rival.

La primera parte fue más blaugrana, aunque sin ocasiones claras de gol. La segunda fue claramente blanca, y le valió para llevarse con creces el partido y quién sabe si el título. La entrada de Cristiano Ronaldo fue el aliciente que le faltaba a Isco para brillar todavía más. El luso marcó, y se fue expulsado por doble amonestación; primero por su espectáculo sin camiseta en la celebración del gol y la segunda por entender el colegiado, De Burgos Bengoetxea, que simuló penalti.

Una acción que caldeó más el ambiente e hizo huir los aires amistosos y de pretemporada de los primeros minutos, pues minutos antes Luis Suárez había visto como le señalaban penalti a favor en una acción similar, y en la que Leo Messi igualó el gol inicial de Gerard Piqué en propia meta en una acción desafortunada para el central, que cuajó un gran partido.

Este Madrid, vencedor de la Supercopa de Europa, parece seguir estando muy por encima del Barça que, pese a ganar el Clásico de Miami, mostró en su casa la peor versión. Poco cambia este equipo de Valverde respecto al de Luis Enrique Martínez. Sin Neymar, sin sus recambios, Deulofeu estuvo inquieto y sin presencia y el resto del equipo fue igual, exceptuando a un irregular y errático Aleix Vidal en el lateral derecho.

Los de Zinedine Zidane, con poco esfuerzo, atemorizaron y maniataron al Barça en un Camp Nou veraniego, de mucha presencia de afición blanca. Isco hizo lo que quiso, el centro del campo del Madrid fue superior y arriba la letalidad del Madrid evidenció que este Barça depende mucho de Messi y de Luis Suárez, cojos sin su tercera pata del tridente.

Además, el Barça cometió errores que inquietaron en la banda a Valverde, y sus cambios no dieron la respuesta buscada. Poca novedad, poca alternativa para intentar tener revulsivos y poner en el césped una idea distinta a la que pareció estrellarse y estancarse el año pasado. Por contra, el Madrid tiene esa salvia nueva, esa juventud con ganas de comerse el mundo que confecciona una plantilla ya redonda.

El gol en contra de Piqué, en un centro sin peligro de Marcelo, abrió la lata y el Barça se descuadró. Se fue arriba, intentó apretar pero la presión alta no salió para nada bien. El empate de Messi de penalti podía cambiar el guión pero ahí el Madrid no tiene rival. A la contra, superior físicamente pese a estar en agosto, encontró la vía para ese 1-3 que obliga al Barça a obrar el milagro en el Santiago Bernabéu el miércoles.

Tuvo Busquets una clarísima ocasión de gol, pero remató con el cuerpo atrás a las nubes. En el Madrid, la lección número uno la tienen aprendida y Ronaldo sí acertó con la posición corporal antes de rematar espectacular a la escuadra. Imparable. El 1-2 ya era bueno para los de Zidane, pero Asensio no quiso faltar a la fiesta y pidió de nuevo tener más minutos.

Con uno menos sobre el césped el Madrid no sufrió, sino que aumentó su botín. El miércoles se verá si tiene efecto la 'puntilla' de Asensio, en el descuento y tras diez minutos en inferioridad. De momento está claro que Valverde deberá seguir buscando una nueva fórmula con menos ingredientes y que Zidane debe gestionar, como está haciendo, las rotaciones en un equipo rodado y que sigue aspirando a todo.

FICHA TÉCNICA.

--RESULTADO: FC BARCELONA, 1 - REAL MADRID, 3 (0-0, al descanso).

--EQUIPOS.

FC BARCELONA: Ter Stegen; Aleix Vidal, Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Busquets, Rakitic (Alcácer, min.83), Iniesta (Sergi Roberto, min.68); Messi, Suárez y Deulofeu (Denis Suárez, min.59).

REAL MADRID: Navas; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, Kovacic (Asensio, min.68), Isco; Bale (Lucas Vázquez, min.81) y Benzema (Ronaldo, min.58).

--GOLES.

0-1. Min.50, Piqué (pp).

1-1. Min.77, Messi (p).

1-2. Min.80, Cristiano Ronaldo.

1-3. Min.90, Asensio.

--ÁRBITRO: De Burgos Bengoetxea (C. Vasco). Amonestó a Piqué (min.27), Busquets (min.57) en el FC Barcelona y a Casemiro (min.20), Bale (min.41), Carvajal (min.41), Navas (min.76) en el Real Madrid. Expulsó a Cristiano Ronaldo por doble amonestación (min.80 y min.82) en el Real Madrid.

--ESTADIO: Camp Nou, 89.514 espectadores.