Rescatan a tripulantes de expedición noruega Kon Tiki2 en el sur de Chile

CHL Santiago|

La expedición científica noruega Kon Tiki2, que buscaba unir el puerto peruano del Callao y la Isla de Pascua en dos pequeñas balsas, reproduciendo los viajes antes del descubrimiento de América, eran rescatados este jueves tras quedar a la deriva en el sur de Chile.

Después de navegar por 114 días en dos rústicas balsas de madera, con solo el viento como combustible, la expedición lanzó la tarde del miércoles un pedido de auxilio, cuando se hallaba a la deriva a 995 millas náuticas al oeste de la ciudad chilena de Puerto Montt, a unos 1.200 km al sur de Santiago, y a 1.700 km del continente.

La Marina chilena activó de inmediato un plan de búsqueda y salvamento, desviando a un buque mercante localizado a unas 200 millas del punto de la emergencia, que durante la tarde de este jueves arribó al lugar para proceder al rescate de ambas embarcaciones.

A través de un teléfono satelital, la Marina chilena logró tomar contacto con la expedición, confirmando que sus 14 tripulantes se encontraban en buen estado.

"Están en buen estado de salud, pero un poco cansados", dijo a periodistas el director de Seguridad y Operaciones Marítimas, Mario Montejo.

"Solicitaron la evacuación, porque las balsas comenzaron a deteriorarse, haciendo riesgosa la estadía a bordo", explicó el marino, agregando que la expedición tenía víveres aún para otros 30 días.

La expedición está compuesta por 14 tripulantes de nacionalidades noruega, peruana, sueca, mexicana, neozelandesa y rusa, quienes iniciaron su travesía el 7 de noviembre del año pasado tras zarpar desde el puerto del Callao a bordo de las balsas nombradas Rahiti Tane y Tupac Yupanqui.

Los fuertes vientos y corrientes marinas desviaron a las embarcaciones de su ruta original, que incluía su paso por el puerto de Valparaíso (en el centro de Chile), llevándolas hacia el sur de Chile, en aguas tradicionalmente tormentosas.

La expedición "no fue capaz con su sistema de velas de generar una navegación a las costas de Valparaíso y, finalmente, las corrientes y las mareas se los fueron llevando hacia el sureste", explicó Montejo.

Los tripulantes buscaban llegar hasta la Isla de Pascua, un territorio insular chileno en medio del Pacífico, y luego volver a Perú, navegando más de 5.000 km, para demostrar que en la Sudamérica prehispánica el hombre ya contaba con habilidades y tecnología para cruzar el océano más grande del mundo, señalaron los organizadores.

A través de su página web, la Kon Tiki2 anunció este jueves que había decidido poner fin a la expedición, por la seguridad de sus tripulantes.

"Nos damos cuenta de que para llegar a América del Sur tomará mucho tiempo y preferimos evacuar para garantizar la seguridad para todos", dijo el líder de la expedición, Torgeir Higraff, citado en un comunicado de su página web.

Después de llegar a Isla de Pascua luego de 43 días de navegación, la expedición había empezado el retorno a Perú el 6 de enero pasado.

"Hemos hecho un buen progreso en el viaje de vuelta, pero éste es un año de (el fenómeno climático de) El Niño y los patrones climáticos que nos hemos encontrado han sido atípicos", explicaron en la expedición.

La ruta entre Callao y Hanga Roa (capital de Isla de Pascua) debería haberse realizado en unas seis semanas, en embarcaciones sin motor, timón o remos. Solo velas, confeccionadas en madera balsa ecuatoriana y cuerdas, de 17 metros de largo y 7 de ancho.

La expedición lleva el nombre de la famosa balsa Kon-Tiki del legendario explorador noruego Thor Heyerdahl, el primero en atravesar los 8.500 km que separan las costas peruanas de las islas de la Polinesia.

pa/af/lm