Cientos de personas despiden a los 4 fallecidos en Palencia por inhalación de monóxido

  • Palencia, 7 abr (EFE).-Cientos de personas han despedido hoy en la iglesia de María Estela, de Palencia, a los cuatro fallecidos ayer, integrantes de una misma familia, por la inhalación de monóxido de carbono producido por la mala combustión de una caldera de gas.

Palencia, 7 abr (EFE).-Cientos de personas han despedido hoy en la iglesia de María Estela, de Palencia, a los cuatro fallecidos ayer, integrantes de una misma familia, por la inhalación de monóxido de carbono producido por la mala combustión de una caldera de gas.

Pasadas las 13,00 horas los féretros con los restos mortales de de la pareja formada por P.G., varón de 41 años, y B.C. de 37 años; el bebé P.G., de 20 meses, y la abuela M.C., de 73 años, llegaron hasta la pequeña iglesia del barrio de Ave María, donde les aguardaban sus familiares y amigos, además de diversas autoridades.

Entre las autoridades figuraban el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; el delegado del Gobierno, Miguel Alejo; el consejero de Familia; César Antón; el alcalde de Palencia, Heliodoro Gallego, y el secretario general del PSCL-PSOE, Óscar López.

El obispo de Palencia, José Ignacio Munilla, presidió la ceremonia religiosa y durante la homilía ha reconocido que el suceso ha supuesto "un auténtico zarpazo" y se ha producido en "circunstancias muy crudas".

Munilla ha recordado que la tragedia ha vuelto a los hogares palentinos justo casi dos años después y "con heridas aún no cicatrizadas", en referencia a la explosión de gas que el 1 de mayo de 2007 acabó con la vida de nueve personas en la calle Gaspar Arroyo.

Tras el acto religioso, en el que se vivieron escenas de profundo dolor, el féretro con los restos M.C., de 73 años, propietaria de la vivienda donde fueron encontrados los cadáveres en el palentino Paseo de Victorio Macho, fue trasladado al Cementerio de Nuestra Señora de los Ángeles para recibir sepultura.

El matrimonio y su hijo de 20 meses fallecidos, que habían venido a Palencia desde Madrid para visitar a la abuela, fueron incinerados.

El joven de 20 años R.S., miembro de la misma familia, y que fue encontrado inconsciente en la casa, permanece en estado de coma profundo en el interior de una cámara hiperbárica del Hospital Marqués de Valdecilla de Santander, a donde fue trasladado ayer en helicóptero tras ser estabilizado en el Hospital Río Carrión de Palencia, han informado fuentes de la Junta de Castilla y León.

El alcalde de Palencia, Heliodoro Gallego, ha asegurado que el Juzgado de Instrucción número 2 de Palencia, encargado de las diligencias, ha decretado secreto de sumario por este caso.

La instalación de gas de la vivienda fue inspeccionada el 12 de septiembre de 2006 y entonces se consideró correcto el análisis de la combustión, han indicado a EFE fuentes de la empresa Gas Natural

Dichas fuentes han precisado que la próxima inspección de la instalación, según marca la legislación vigente, debería efectuarse en septiembre de 2011.

Además, fuentes de la investigación del caso han indicado a Efe que, tal y como ya indicaba ayer la Junta de Castilla y León, los resultados de la autopsia han determinado que los cuatro fallecimientos se produjeron por una intoxicación debido a la inhalación de monóxido de carbono que se encontraba acumulado en grandes cantidades en la vivienda por una posible una mala combustión de la caldera.