ICV cree que la sanción a Ascó es un "incentivo" para seguir contaminando

  • Barcelona, 12 may (EFE).- El candidato a las elecciones europeas de ICV, Raül Romeva, ha considerado hoy que la sanción impuesta por el Ministerio de Industria a la central nuclear de Ascó I (Tarragona) no es "disuasoria" ni "deseable" porque, a su juicio, incentiva a las nucleares a seguir contaminando.

Barcelona, 12 may (EFE).- El candidato a las elecciones europeas de ICV, Raül Romeva, ha considerado hoy que la sanción impuesta por el Ministerio de Industria a la central nuclear de Ascó I (Tarragona) no es "disuasoria" ni "deseable" porque, a su juicio, incentiva a las nucleares a seguir contaminando.

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio impuso ayer a la central de Ascó I sanciones por un valor total de 15,4 millones de euros, por la comisión de cuatro infracciones graves en relación con la liberación de partículas radiactivas, hecho notificado en abril de 2008.

Tras reunirse con representantes de la campaña "Cerremos las Nucleares", Romeva ha explicado en rueda de prensa que "sigue siendo más barato contaminar, que dejar de hacerlo", y ha instado al Gobierno a cerrar todo el parque nuclear español, que caduca al completo de aquí a 2015, por lo que el Ejecutivo debe decidir qué centrales renueva y cuáles no.

"No tiene ninguna razón de ser la ampliación de la vida útil de las centrales nucleares", ha resaltado Romeva, que ha reclamado a los socialistas que dejen de moverse en la "ambigüedad" y se posicionen a favor o en contra de la energía nuclear.

La delegada de Greenpeace en Cataluña, Ana Rosa Martínez, ha denunciado la presión del "lobby nuclear", con "campañas basadas en muchas falsedades", para intentar alargar al máximo la vida del "envejecido" parque nuclear actual.

Asimismo, Martínez ha criticado la multa de Industria a Ascó I, la más alta en la historia española respecto a esta materia, al señalar que no es "histórica", sino "muy negativa" porque el cambio en el régimen sancionador del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) permitía llegar hasta una multa de 30 millones de euros.

Además, ha lamentado que todavía no se sepa la cantidad total de radiactividad que liberó la central desde noviembre de 2007 a enero de 2008.

Por su parte, Manuel Adelantado, representante de Ecologistas en Acción, ha presentado también la campaña que aboga por el cierre de la central nuclear de Garoña (Burgos), la más antigua de España y la primera sobre la cual el Gobierno debe pronunciarse respecto a la ampliación de su vida útil.

Adelantado ha explicado que el cierre de Garoña sentaría un "precedente", y ha denunciado que la situación es "urgente" porque hay una saturación del almacenamiento de residuos nucleares en España.

Precisamente, el secretario general de ICV y diputado en el Congreso de los Diputados, Joan Herrera, presentará durante el debate de la nación una resolución para cerrar la central de Garoña y promover el uso de las energías renovables.