Ucrania recuerda el 23 aniversario del desastre de Chernóbil

  • Kiev, 26 abr (EFE).- Con diversos actos solemnes y oficios religiosos Ucrania recuerda hoy el 23 aniversario del desastre en la planta nuclear de Chernóbil, la mayor catástrofe en la historia del uso pacífico de la energía atómica.

Ucrania recuerda el 23 aniversario del desastre de Chernóbil

Ucrania recuerda el 23 aniversario del desastre de Chernóbil

Kiev, 26 abr (EFE).- Con diversos actos solemnes y oficios religiosos Ucrania recuerda hoy el 23 aniversario del desastre en la planta nuclear de Chernóbil, la mayor catástrofe en la historia del uso pacífico de la energía atómica.

"La catástrofe de Chernóbil fue una tragedia nacional, cuya consecuencias se dejan sentir hasta el día de hoy", manifestó el presidente de Ucrania, Víctor Yúschenko, en un mensaje a la población con motivo de la efeméride.

El jefe del Estado resaltó que "los ucranianos estuvieron en las las primeras filas de aquellos que al precio de sus vidas y salud salvaron a Europa de un peligro mortal".

"Con profundo dolor recordamos a los héroes que se enfrentaron a las fuerzas desatadas del átomo y que se sacrificaron por nosotros y nuestros hijos", agregó.

A las 01.24 horas del 26 de abril de 1986 dos explosiones en el reactor número cuatro de la planta de Chernóbil marcaron un antes y un después en la historia del empleo pacífico de la energía atómica.

La central, cuya avería fue provocada por una cadena de errores humanos, técnicos y de construcción, arrojó a la atmósfera hasta 200 toneladas de material fisible con una radiactividad equivalente a entre 100 y 500 bombas atómicas como la que fue lanzada sobre Hiroshima.

Más de 600.000 bomberos, soldados, funcionarios y voluntarios soviéticos participaron en los trabajos para tapar el reactor destruido y contener la letal radiación, hazaña que a la postre les supondría a muchos la muerte o la invalidez de por vida.

Según cálculos de expertos ucranianos, la avería de Chernóbil se ha cobrado más de 100.000 vidas en Ucrania, Rusia y Bielorrusia -los otros dos países más afectados por el desastre-, cifra que organizaciones ecologistas, como Greenpeace, elevan hasta 200.000.