Al menos 78 personas mueren al estrellarse un avión del Ejército en Indonesia

Al menos 78 personas mueren al estrellarse un avión del Ejército en Indonesia

Al menos 78 personas mueren al estrellarse un avión del Ejército en Indonesia

YAKARTA, 20 (Reuters/EP)

Al menos 78 personas murieron hoy al estrellarse un avión militar indonesio en el que se encontraban más de cien viajeros en Madium, ciudad en el este de la isla de Java, según informó el portavoz de la Fuerza Aérea de la República de Indonesia, Bambang Soelistyo.

En el Hércules C-130 viajaban un total de 99 pasajeros y 11 miembros de la tripulación, según las últimas informaciones ofrecidas por Soelistyo, quien detalla que entre los fallecidos había personal de la Fuerza Aérea y familias enteras de civiles. El accidente se produjo sobre las 6:30 hora local (01:30 hora peninsular) cerca de la base aérea de Iswahyudi.

El avión impactó contra cuatro casas y provocó la muerte de dos personas que se encontraban en el interior de las viviendas para finalmente aterrizar en un arrozal. Asimismo, la aeronave quedó completamente destrozada. Sólo se ha salvado la cola, indicó el jefe del subdistricto, Wardi, quien como otros muchos indonesios, sólo tiene un nombre.

Según informaciones del general Suwarno recogidas por la CNN, los equipos de rescate consiguieron salvar a diez personas del interior del avión. Además, un total de 19 personas fueron trasladadas al Hospital Iswahyudi, en Madiun, muchos de ellos heridos de gravedad y con múltiples fracturas, según fuentes del propio hospital.

El portavoz de la Fuerza Aérea de la República de Indonesia precisó que el organismo formará una comisión para investigar los hechos. El altercado se produce un día después de que otro Hércules se estrallase contra una autopista en la provincia de Papúa, aunque en este altercado no hubo que lamentar víctimas.

"Escuchamos unas explosiones. Aunque en estos momentos el avión está en llamas", precisó y dijo que el propio personal de la fuerza aérea estaban ayudando en el rescate de las víctimas, aunque era difícil acceder al aparato ya que estaba en un campo de arrozal. "Creo que todavía quedan personas en su interior", añadió.