AMP.- Caamaño propone un "gran acuerdo social" en Justicia y anuncia 600 millones en tres años para la modernización

El PP se muestra "escéptico" y "desconfiado" ante el pacto y pide "garantías de cumplimiento" MADRID, 26 (EUROPA PRESS) El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, compareció hoy por primera vez ante el Congreso de los Diputados para explicar su planes de futuro al frente de la Administración y propuso a partidos políticos, Comunidades Autónomas, agentes sociales y profesionales del sector "un gran acuerdo social" para dejar de "mirar al ayer y situar la Justicia en el siglo XXI" al tiempo que anunció la inversión de 600 millones de euros en los próximos tres años para la modernización. "Quiero ofrecer un gran acuerdo social a todas las fuerzas políticas, comunidades autónomas, profesionales de la Administración y agentes sociales sobre el que cimentar una política consensuada y de largo alcance para que el sistema cambie su inercia y se instale en el siglo XXI; hoy entre todos podemos dejar de mirar al ayer y empezar a mirar al mañana, hoy puede ser ese día", dijo el ministro, quien recabó los aplausos de los diputados al final de su intervención. Durante su explicación, Caamaño hizo hincapié en la importancia de las nuevas tecnologías, la conciliación familiar de jueces, abogó por una Justicia con menos magistrados sustitutos, se refirió a la necesidad de actualizar la legislación penal y procesal y aseguró que "no se puede caer en el fatalismo", pero matizo que "hay que fijar metas realistas. "Bajo la sombra de los grandes propósitos acecha siempre la sombra de la frustración", remachó. En ese sentido, hizo público el despliegue de un sistema informático con el acuerdo de las comunidades autónomas y el CGPJ "para que toda la Administración funcione conectada en red y conectada entre sí". Para ese objetivo anunció un "esfuerzo presupuestario de 600 millones de euros para los próximos años". "Para generar ilusiones, también hay que generar certeza", dijo. Según explicó Caamaño, la inversión de este fondo confirma el compromiso del Ejecutivo con la modernización. "Es un esfuerzo importante, teniendo en cuenta el momento que atraviesa España, se trata de 200 millones cada año", detalló. "DESCONFIANZA" DEL PP Ante estas propuestas, el portavoz del PP en la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados, Federico Trillo, manifestó su "desconfianza" y "escepticismo" ante la propuesta de "un gran acuerdo social" para la Justicia y pidió "garantías de cumplimiento". "Es el tercer ministro de Justicia de Zapatero y para el PP es el tercer interlocutor para desarrollar ese pacto por la Justicia que usted ha llamado gran acuerdo social", comentó Trillo, quien añadió que "después de haber pactado dos veces, el PP es algo escéptico". "Pedimos garantías a la hora de recuperar ese espíritu que el ministro reivindica", matizó. "A esa desconfianza le tengo que señalar que ha habido ocasiones no menores en las que se ha roto el bloque de la constitucionalidad", insistió Trillo, quien añadió que "no se ha dado cumplimiento de ninguno de los acuerdos surgidos de los pactos anteriores". Respecto a los 600 millones de euros anunciados por Caamaño, Trillo replicó que el objetivo del Gobierno era aumentar la inversión de Justicia al 2 por ciento de la inversión total del Estado y, según criticó, sigue siendo del 0,5 por ciento. "Si ahora vienen 200 millones por año, bienvenidos sean, pero le recuero que ya nos han contado muchos cuentos", dijo el dirigente popular. "Mis compañeros de comisión le dan la enhorabuena, pero yo le deseo buena suerte porque la situación es muy complicada. Le reconozco sus buenos objetivos pero la situación no permite más parabienes", sentenció Trillo, quien además tendió la mano al ministro para llegar a un acuerdo a la hora de conciliar las competencias de jueces y magistrados en el señalamiento de juicios. SEÑALAMIENTOS DE JUICIOS Sobre este asunto, el ministro no fue más allá de ratificar su compromiso de lograr un acuerdo con los grupos parlamentarios del Congreso para conciliar las funciones de jueces y secretarios en esta materia. "Los secretarios señalan, pero señalan en función de los criterios que marca el juez, mi objetivo es conciliar estas dos realidades", dijo Caamaño. Ante las peticiones de un calendario para poner en marcha las medidas anunciadas, el ministro lamentó que aun no es posible cerrar las fechas pero anunció un nuevo proyecto de Código Penal para el inicio del próximo periodo de sesiones del Congreso de los Diputados. Asimismo, en relación con la huelga de jueces anunciada para junio, el ministro reiteró que la voluntad de su Departamento es "sentarse a negociar". "Hay cuestiones en las que podemos avanzar y hemos creado un programa para ver qué cuestiones son razonables", explicó. Por parte del PSOE, Julio Villarubia, aseguró que "hay que pasar a la acción" y destacó la "importante hoja de ruta" que, a su juicio, desplegó hoy el ministro. "El proyecto socialista continúa pero ahora se concreta mucho más", dijo al tiempo que añadió que "ya en esta primera comparecencia toman cuerpo medidas muy importantes". Villarrubia, quien en su exposición incluyó un "agradecimiento al esfuerzo realizado por el anterior ministro", Mariano Fernández Bermejo, felicitó a todos los portavoces por sus intervenciones. "Incluso a Trillo casi le tenemos que felicitar, es la primera vez que ha cuidado el tono y las formas", dijo el dirigente socialista entre las sonrisas de los presentes. Desde IU, su diputado Gaspar Llamazares, se felicitó por "la voluntad de dar solución al ámbito de la Justicia", que, según él, manifestó el ministro, aunque le cuestionó acerca de la posible reforma del acceso a la carrera judicial y fiscal que defendió el ex ministro, Mariano Fernández Bermejo, durante su mandato hasta su dimisión el pasado mes de febrero. Sobre este punto, el ministro manifestó su postura a favor de modificar el sistema, pero dio prioridad a analizar qué modelo de juez más adecuado para el futuro. PNV: "PARECE QUE EMPIEZA BIEN LA COSA""Lo que ha comentado suena bien y en consonancia con su caracter de consenso le deseo suerte, parece que empieza bien la cosa", dijo el diputado del PNV, Emilio Olabarría. No obstante, el dirigente vasco también demostró su escepticismo sobre la oferta de un gran pacto en la Justicia ya que, según dijo, "también lo dijeron sus predecesores, hasta Juan Alberto Belloch" (ex ministro socialista en los Gobiernos de Felipe González). "A ver si esta vez si que se hace efectivo ese gran pacto", dijo. El portavoz de CiU en la Comisión de Justicia, Jordi Jané, consideró el proyecto de Caamaño como "un programa para tres años con unos ingredientes que suenan bien", pero aviso de que "luego tienen que concretarse". En ese sentido, abogó por "fijar un calendario" e hizo hincapié en la importancia de implantar los avances tecnológicos para evitar casos como el de la niña onubense Mari Luz Cortés. Además, respecto al acceso a la carrera judicial, Jané abogó por unas mejores condiciones económicas.