Bombardier, compañía fabricante del avión siniestrado en Nueva York, dice que es el primer accidente de este modelo

TORONTO, 13 (Reuters/EP) Bombardier, la compañía canadiense que fabricó el avión de turbohélices Dash 8 Q400 que se estrelló anoche cerca de Buffato, en el estado norteamericano de Nueva York matando a 50 personas, aseguró hoy que este fue el primer accidente mortal en el que se ha visto implicado este tipo de aparato, que sin embargo había sufrido algunos problemas de seguridad. Según explicó un portavoz de la compañía a la cadena CBC, John Arnone, señaló que ha entregado 220 aparatos del modelo Q400 NextGen a aerolíneas de todo el mundo y que esta flota cuenta con más de un millón de horas de vuelo y 1,5 millones de ciclos de despegue sin que se hubiera producido ningún accidente mortal. La compañía ha anunciado que ha enviado un equipo técnico y de seguridad de producto al lugar del siniestro para ayudar en la investigación. Por su parte, Pratt & Whitney Canada, fabricante del motor del avión, también ha enviado a representantes al lugar de los hechos, según informó su portavoz, Maria Mandato. Tres Dash 8 Q-400 propiedad de la aerolínea escandinava SAS tuvieron aterrizajes de emergencia en un plazo de 45 días en el otoño de 2007 por problemas en el tren de aterrizaje. Ninguno de los sucesos registró víctimas, pero SAS retiró toda su flota de 27 de estos aparatos de servicio.