Comienza el juicio por las identificaciones erróneas de fallecidos del Yak-42

  • Madrid, 24 mar (EFE).- El juicio a tres altos mandos militares que supuestamente identificaron erróneamente 30 de los 62 cadáveres de los militares que fallecieron en el accidente del avión Yak-42 ocurrido en Trebisonda (Turquía) el 26 de mayo de 2003 ha comenzado a las 10:30 horas en la Audiencia Nacional.

La Audiencia Nacional comienza hoy el juicio por las identificaciones erróneas de las víctimas del Yak-42

La Audiencia Nacional comienza hoy el juicio por las identificaciones erróneas de las víctimas del Yak-42

Comienza el juicio por las identificaciones erróneas de fallecidos del Yak-42

Comienza el juicio por las identificaciones erróneas de fallecidos del Yak-42

Madrid, 24 mar (EFE).- El juicio a tres altos mandos militares que supuestamente identificaron erróneamente 30 de los 62 cadáveres de los militares que fallecieron en el accidente del avión Yak-42 ocurrido en Trebisonda (Turquía) el 26 de mayo de 2003 ha comenzado a las 10:30 horas en la Audiencia Nacional.

El juicio se inició con el anuncio de audiencia pública por parte del presidente del tribunal, Javier Gómez Bermúdez, después de que a la sala de vistas haya accedido medio centenar de familiares de las víctimas, que se han quejado porque el presidente sólo ha concedido una plaza por cada una de los allegados de los fallecidos.

Antes de comenzar la vista oral, el presidente de la Asociación de familiares de víctimas del YAK, Miguel Angel Sencianes, ha declarado a los periodistas que hoy es un "día duro" para las familias.

Ha confesado que mantienen la esperanza porque tienen la verdad y "hay justicia en España", y cree que el general Navarro tendrá que explicar muchas cosas sobre la identificación errónea de los cadáveres.

En el banquillo de los acusados se sientan el general de Sanidad Vicente Navarro, el comandante médico José Ramírez y el capitán médico Miguel Sáez, acusados de dos delitos de falsificación de documentos oficiales por los que el teniente fiscal de este tribunal, Fernando Burgos, pide penas de entre 4 años y medio y 5 años de cárcel.

El Ministerio Público solicita además una multa y una pena de inhabilitación especial para cada uno de los acusados: de 60.000 euros y 5 años para Navarro, y de 24.000 euros y 4 años para Ramírez y Sáez.

Les reclama también indemnizaciones por daños morales de 25.000 euros para cada uno de los cónyuges, hijos y padres de los 30 militares cuyos cuerpos no se identificaron correctamente, una cantidad que de no poder asumirla los acusados deberá abonar el Estado como responsable civil subsidiario.

El Ministerio Público acusa a Navarro de elaborar la lista con los militares fallecidos y rellenar de forma arbitraria los treinta espacios en blanco que había en esa relación de nombres y que correspondían a los de los militares que las autoridades turcas no habían podido identificar.