El juicio por las identificaciones erróneas se reanudará mañana con la declaración de tres médicos turcos

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El juicio que se sigue en la Audiencia Nacional por la identificación errónea de 30 de las 62 víctimas del accidente del Yak-42, que se produjo en mayo de 2003, se reanudará mañana, miércoles, con la declaración de tres médicos turcos que participaron en las autopsias y las pruebas de ADN que se realizaron tras la catástrofe.

La sesión, séptima de la vista oral, se iniciará con la comparecencia como testigos de los miembros de la Institución Forense de Trabzon (Turquía) Mustafá Gündüz y Bülent Sabrán, que intervinieron en las autopsias a que fueron sometidos los cadáveres de los militares españoles.

A continuación está prevista la declaración de la responsable del Instituto de Toxicología de Estambul, Fátima Mukaddes, que dirigió la toma y cotejo de las pruebas de ADN que se realizaron un año después del accidente y mediante las que se pudo demostrar que casi la mitad de las identidades asignadas por el equipo médico español dirigido por el general de Sanidad Vicente Navarro eran equivocadas.

El tribunal, encabezado por el presidente de la Sala de lo Penal, Javier Gómez Bermúdez, acordó el pasado 31 de marzo el aplazamiento del juicio para que pudieran practicarse estas pruebas testificales, que no se llevaron a cabo en las fechas inicialmente fijadas por la falta de medios técnicos para establecer videoconferencias con la administración judicial de Turquía.

De esta forma, la Sala resolvió citar a los testigos en la Audiencia Nacional o, en el caso de que no pudieran desplazarse hasta Madrid, programar las correspondientes videoconferencias desde la Agregaduría de la Embajada española en Estambul o Ankara, que cuentan con los medios técnicos necesarios para establecer esta comunicación.

El tribunal también ha habilitado los días 20, 21 y 22 de este mes para que se practique la prueba documental y para que las partes personadas en el proceso presenten sus informes definitivos de conclusiones. Tras este último punto, el juicio quedará visto para sentencia.

NO DECLARARÁN MÁS TESTIGOS

A pesar de las peticiones realizadas por la Fiscalía y las familias de las víctimas, que ejercen la acusación particular, la Audiencia Nacional no llamará como testigo al ex secretario general de Política de Defensa Javier Jiménez-Ugarte, 'número 3' del ex ministro de Defensa Federico Trillo cuando se produjo la catástrofe.

La Sala también desestimó las comparecencias del fiscal turco Burham Cobanoglu, máxima autoridad en la morgue de Trabzon en la que se realizaron los trabajos de identificación de los cuerpos; de Kerametin Kurt, director del Instituto Forense de Estambul, que llevó a cabo los primeros análisis; y de los cuatro médicos y patólogos que intervinieron en estas tareas, Bülent Sam, Ómer Müslümanoglu, Hüseyin Afsin y Fatih Akyüz.

La Fiscalía pide al tribunal que condene a cinco años de prisión al general médico Vicente Navarro, que se encargó de elaborar la lista de los 62 fallecidos; y a cuatro años y medio a los dos médicos que redactaron los informes de necropsia, el comandante José Ramírez y el capitán Miguel Sáez. A todos ellos les acusa de un delito de falsedad en documento oficial.