Guardia Civil analizará dos PDA usadas en el helicóptero en que murieron dos militares españoles en Bosnia en 2008

La Comisión de Investigación Técnica envía los dos dispositivos tras declarar ante el juez que no sabía dónde estaban

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

La Comisión de Investigación Técnica de Accidente de Aeronaves Militares (CITAAM) --el organismo dependiente del Ministerio de Defensa que investiga el accidente de helicóptero que acabó con la vida de dos militares españoles y otros dos alemanes el 24 de junio de 2008 en Bosnia-- ha enviado al Servicio de Criminalística de la Guardia Civil dos dispositivos informáticos portátiles (PDA, por sus siglas en inglés) usados por los militares en la aeronave siniestrada, informaron a Europa Press en fuentes judiciales.

Las fuentes consultadas explicaron que el presidente de la CITAAM comunicó el pasado 5 de marzo al tribunal castrense que investiga lo sucedido, el Juzgado Militar Territorial número once de Madrid, que no tenía constancia de la existencia de una 'PDA' entre los materiales encontrados en el lugar del siniestro, una zona de montaña, boscosa y de difícil acceso.

Recordaron, asimismo, que la existencia de este aparato electrónico se deducía de la circunstancia de que aparecía en una de las fotografías de los restos del helicóptero de ataque siniestrado, un Bolkow BO105 de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra, realizadas por el personal militar que se encargó de la recogida de los cuerpos y del material de la aeronave.

Tras la aparición de las dos PDA, avanzada el pasado domingo por el diario El Mundo, la CITAAM informó al tribunal militar el pasado viernes, 3 de abril, del envío de los dos dispositivos informáticos personales al Servicio de Criminalística del Instituto Armado. El escrito fue remitido por el presidente de dicha comisión, un general de Brigada del Ejército del Aire especializado en Apoyo Logístico.

En la declaración ante el magistrado militar en Madrid el pasado 5 de marzo, el presidente de la CITAAM aseguró que su organismo no tenía constancia del lugar en que podría estar la PDA que llevaba el piloto del helicóptero cuando se estrelló en la zona de Banja Luka. Cinco días después, según las fuentes consultadas por Europa Press, el general que preside la CITAAM informó al Juzgado Togado de que sí que existían dicha PDA y otro dispositivo del mismo tipo, posiblemente el del copiloto. Uno de los dispositivos electrónicos quedó "dañado" por el impacto del helicóptero contra la tierra, por lo que, previsiblemente, no se podrán recuperar sus datos.

Una vez la CITAAM reconoció la existencia de las dos PDA, la representación legal de las familias de los dos militares españoles fallecidos en el accidente reclamó al juez Togado que le pidiera a la comisión que entregara los dos dispositivos por tener "serias dudas" sobre la "independencia" de este organismo, que depende del Ministerio de Defensa y cuyo presidente admitió en sede judicial que se había reunido con el Gabinete Técnico (militar) de la ministra de Defensa, Carme Chacón.

El magistrado optó finalmente por esperar una nueva comunicación de la CITAAM, en la que, el pasado viernes, el presidente del organismo le informó de que las dos PDA habían sido enviadas al Servicio de Criminalística de la Guardia Civil para que estudiara su contenido.

El accidente del helicóptero de ataque Bolkow BÖ105 de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra se produjo el 19 de junio de 2008 minutos después de que la aeronave despegara de la Base Camp Butmir, Cuartel General de la Fuerza de la Unión Europea en Bosnia (EUFOR Bosnia). El aparato se precipitó contra el suelo en una zona boscosa y sus cuatro ocupantes, dos militares españoles y otros tantos alemanes, murieron como consecuencia del impacto.