La Audiencia archiva la causa de los conductores de Tussam acusados de los altercados de 2007

SEVILLA, 3 (EUROPA PRESS)

La Sección Primera de la Audiencia Provincial ha ordenado el archivo "definitivo" de las diligencias previas incoadas contra ocho conductores de Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam), todos ellos afiliados de la Agrupación Sindical de Conductores (ASC) y uno de ellos ya fallecido, a cuenta de los actos vandálicos perpetrados contra la flota de autobuses el pasado 21 de mayo de 2007 en el marco de la huelga convocada por dicha organización contra la subrogación de once trabajadores despedidos de la empresa 'Los Amarillos' al recuperar Tussam la explotación de la línea de Bellavista.

A través de un auto emitido el pasado 11 de marzo y recogido por Europa Press, la Sección Primera de la Audiencia Provincial ha desestimado el recurso de apelación interpuesto por Tussam contra los autos dictados en agosto y noviembre de 2008 por el juzgado de Instrucción número 13 de Sevilla al objeto de archivar estas diligencias previas, una resolución esta última ante la que "no cabe recurso" y zanja "definitivamente" el destino de tales diligencias, correspondientes a los hechos acontecidos la madrugada del 21 de mayo de 2007 en las primeras horas de esta convocatoria de huelga.

En el auto, los magistrados de la sala se remiten al pronunciamiento del ministerio público señalando que si bien es cierto que del atestado y de las declaraciones de varios agentes "se presume la participación en daños a autobuses" de los conductores Miguel Ángel C.R., Francisco B.M. y José Luis Alonso Falcón, --ya fallecido-- a las 06.15 horas del 21 de mayo en la avenida de Andalucía, uno de los policías limita su testimonio a que los aludidos "cogían objetos y los lanzaban hacia los autobuses" sin llegar a dar por seguro que los proyectiles "alcanzaban o impactaban" en los vehículos.

"Sus declaraciones no son concluyentes", señala el tribunal argumentando que aunque los agentes "no pudieron concretar" los daños o los autobuses afectados o si los objetos lanzados por estas tres personas "plenamente identificadas" impactaban realmente en los autobuses de Tussam que circulaban por la avenida de Andalucía. Uno de los agentes interrogados, manifestaba, de hecho, que "no puede identificar en concreto a los vehículos porque eran muchos los que salían de las cocheras", admitiendo que "no todos los lanzamientos pueden identificarlos como impactos".

"IMPRECISIONES" EN LAS DECLARACIONES DE LOS AGENTES

Así, el tribunal advierte de que "con tales imprecisiones en las manifestaciones de los agentes de Policía, debe denegar un nuevo llamamiento a declarar de estos funcionarios, desestimando también la existencia de un delito de daños en grado de tentativa, pues pese a las diligencias practicadas "no puede imputarse un hecho concreto a una persona determinada" a tenor de que los agentes reconocían que "había mucha gente reunida en la zona de las cocheras" cuando sucedieron los hechos en cuestión.

Los incidentes investigados en estas diligencias previas se enmarcan en la huelga convocada por Tussam entre el 21 y el 27 de mayo contra la subrogación de once trabajadores de la compañía 'Los Amarillos' que habían quedado en desempleo al rescatar Tussam la explotación de la conexión de transporte urbano del barrio de Bellavista. Según los cálculos de la empresa municipal, unos 80 autobuses fueron dañados por pinchazos de ruedas e impactos de piedras y otros objetos contundentes, lo que se tradujo en nueve detenidos por la Policía Nacional y la Policía Local.

Uno de los detenidos, en ese sentido, reconoció su participación en los hechos y no estaba afectado por esta causa, mientras el conductor José Luis Alonso Falcón falleció el pasado 18 de noviembre de 2008 por su propia mano víctima de un supuesto "hostigamiento" y una "persecución" por parte de la empresa, según el sindicato ASC.

El abogado del sindicato, Ernesto Povedano, dijo a Europa Press que el archivo de las diligencias es ya "definitivo" y libera de todo cargo a estos ocho conductores, porque "no es susceptible de recurso".