La visibilidad en el momento del accidente de un avión militar era la mínima operacional

  • Quito, 20 mar (EFE).- La visibilidad para el aterrizaje en el aeropuerto de Quito en el momento en que se produjo ayer el accidente de un avión militar era la "mínima operacional", informó hoy Fernando Guerrero, director de Aviación Civil.

La visibilidad en el momento del accidente de un avión militar era la mínima operacional

La visibilidad en el momento del accidente de un avión militar era la mínima operacional

Quito, de luto, lamenta tragedia aérea y reanuda polémica sobre aeropuerto

Quito, de luto, lamenta tragedia aérea y reanuda polémica sobre aeropuerto

Quito, 20 mar (EFE).- La visibilidad para el aterrizaje en el aeropuerto de Quito en el momento en que se produjo ayer el accidente de un avión militar era la "mínima operacional", informó hoy Fernando Guerrero, director de Aviación Civil.

Según Guerrero, antes y después del momento del accidente otros aviones ingresaron al aeropuerto de Quito porque, pese a la visibilidad mínima operacional, en modo instrumental, se podían realizar las operaciones.

"Las condiciones eran mínimos operacionales, con visibilidad de tres kilómetros al sur y ocho kilómetros al norte. El mínimo operacional para volar en unas condiciones de esta naturaleza son tres kilómetros", explicó Guerrero a Radio Quito.

Asimismo, el director de Aviación Civil informó de que entre unos cinco y diez minutos antes del impacto la aeronave mantuvo contacto con la torre de control y "fue normal", pero señaló que ese tipo de información "se está entregando a la junta investigativa de accidentes" de las Fuerzas Armadas, por lo que prefirió mantenerla en reserva.

Guerrero indicó que en el momento del accidente el sistema de comunicaciones, los radares y radioayudas del aeropuerto de Quito funcionaban "perfectamente".

El siniestro se produjo alrededor de las 17.20 hora local de ayer (22.20 GMT), cuando un avión militar con tres miembros de las Fuerzas Armadas y dos pasajeros civiles colisionó contra dos edificios en un barrio oriental de la capital ecuatoriana.

El accidente se cobró las vidas de los cinco pasajeros de la aeronave y de al menos otras dos personas que se encontraban en los edificios, al tiempo que produjo heridas leves a seis personas más que se encontraban en el lugar.

Fuentes de la Cruz Roja informaron a Efe que de los siete cuerpos encontrados cinco están irreconocibles, por lo que las unidades de peritos forenses continúan con el trabajo de identificación de los cadáveres.