Las familias piden que se siga investigando hasta conocer "quién dio la orden de repatriar los cuerpos"

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

La Asociación de Familias Afectadas por la Catástrofe del Yak-42 pidió hoy al tribunal que juzga el caso de las identificaciones erróneas que siga investigando hasta conocer "quién dio la orden de repatriar los cuerpos" de las víctimas al principal acusado, el general Vicente Navarro.

El abogado Leopoldo Gay, que realizó esta petición al exponer su informe definitivo de conclusiones, explicó durante la octava sesión del juicio que la asociación "se plantea pedir deducciones de testimonio" por la existencia de "hechos que podrían derivar en una instrucción penal".

El abogado, que no concretó contra qué testigos se dirigiría la deducción de testimonio, destacó fuera de la sala de vistas que durante el juicio podrían haberse producido conductas constitutivas de un delito de encubrimiento y falsedad documental. Además, apuntó que durante la vista "ha habido acciones posteriores (a las identificaciones) que han endurecido el daño" de las víctimas.

"CONCIENCIA, CONOCIMIENTO Y VOLUNTAD"

El colectivo, que solicita que el general Vicente Navarro y los oficiales José Ramírez y Miguel Sáez sean condenados a seis años de cárcel, destacó durante su intervención el "daño moral" que la inclusión de "datos mendaces" en los documentos de identificación de las víctimas provocó a sus familiares. A su juicio, los acusados llevaron a cabo estos actos con "conciencia, conocimiento y voluntad".

Gay también volvió a quejarse de que el tribunal no haya podido contar con los testimonios del ex presidente del Gobierno José María Aznar, del ex ministro Federico Trillo y de su 'número 3', Javier Jiménez-Ugarte, que, a su entender, "habrían arrojado luz" sobre los hechos que son objeto del procedimiento.

En este sentido, recordó que el ex secretario general de Política de Defensa "viajó a Turquía para que se considerara que la labor del equipo médico español había sido impecable" y, de esta forma, "los forenses turcos asumieran una responsabilidad que no les competía".

Tras indicar que en tragedias similares como el 11-M o el accidente del avión de Spanair se empleó el tiempo que resultó necesario para reconocer todos los cuerpos, recordó que las víctimas del Yak-42 pidieron "paciencia" a los afectados por estos hechos para que su "ejemplo de tortura" no se repitiera. "La sociedad española tiene la sensibilidad de la identificación del cádaver, hay principios jurídicos que la sociedad española sabe mejor que un jurista", dijo.